• 1

    Galantamina frente a donepecilo en el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer

    Revista de Neurología 2007;44(11): 677-684

    medes_medicina en español

    LÓPEZ-POUSA S, GARRE-OLMO J, VILALTA-FRANCH J

    Revista de Neurología 2007;44(11): 677-684

    Tipo artículo: Revisión

    Resumen del Autor: Objetivo. Evaluar a través de los estudios comparativos sobre la utilización de los inhibidores de la acetilcolinesterasa (AchE), galantamina y donepecilo, la eficiencia y tolerancia de ambos fármacos en el contexto de los síntomas de la enfermedad de Alzheimer (EA). Desarrollo. Se realizó una búsqueda en Medline sobre artículos de galantamina y donepecilo publicados hasta el mes de febrero del año 2007. Se hallaron seis publicaciones comparativas entre galantamina y donepecilo, aunque existen otros estudios que los comparan conjuntamente con otros fármacos inhibidores de la AchE. Conclusiones. Ambos fármacos mantienen una eficacia moderada en el tratamiento de la EA. Sin embargo, mientras que en el donepecilo parece existir una relación positiva entre la dosis máxima y su respuesta, para la galantamina las dosis superiores a 24 mg/día parece que no ofrecen mejoría. En general, el tratamiento fue bien tolerado en todos los estudios. Las dosis máximas recomendadas (24 mg/día de galantamina frente a 10 mg/día de donepecilo) se alcanzaron más en pacientes tratados con donepecilo. Por orden de presentación, los cinco efectos secundarios más frecuentes fueron: náuseas, agitación, vómitos, dolor de cabeza y desmayos. A largo plazo, los efectos secundarios más frecuentes de los anticolinesterásicos, en general, son: calambres musculares, temblor, pesadillas, náuseas, vómitos, fatiga, vértigo y pérdida de peso. Los trabajos analizados presentan limitaciones en el diseño, la duración, el tamaño de las muestras y los esquemas de titulación de los fármacos.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 28127



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.