• 1

    El trastorno por déficit de atención e hiperactividad y la Atención Primaria: pasado y perspectivas

    Revista Pediatría de Atención Primaria 2007;9(Supl 2): 101-112

    medes_medicina en español

    FERNÁNDEZ PÉREZ M, EDDY LS, RODRÍGUEZ MOLINERO L, TXAKARTEGI ETXEBARRIA X

    Revista Pediatría de Atención Primaria 2007;9(Supl 2): 101-112

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es una patología que va adquiriendo progresiva importancia a medida que transcurren los años. La razón principal es la comprobación de que, además de los problemas escolares, familiares y sociales de los niños que lo sufren, muchas alteraciones psiquiátricas y sociales del adolescente y el adulto ocurren en sujetos que han padecido o padecen de este trastorno desde la primera infancia. Dada la magnitud del problema, el TDAH tendría que caracterizarse como un problema de salud pública con implicación de los estamentos sanitarios al igual que ocurre en el campo educativo. El correcto manejo del TDAH supone un diagnóstico temprano y un seguimiento por un equipo multidisciplinar, donde el pediatra de Atención Primaria (PAP) podría ser la piedra angular al menos en los casos no complicados, que representarían más de la mitad de todos ellos. Además de la idoneidad intrínseca del pediatra para el seguimiento del TDAH, se debería tener en cuenta la absoluta escasez de los especialistas de paidoneurología y paidopsiquiatría si todos los afectados acudieran a sus consultas. El pediatra, por otro lado, sigue sin estar familiarizado con el TDAH, remiso a cualquier intervención. El objetivo de este seminario, en el que solamente intervienen PAP, es comenzar un proceso de familiarización con el problema para aquellos que quieran hacerlo y profundizar en él y reafirmarse en aquellos que hayan superado esa primera fase.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 28106



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.