• 1

    Intoxicaciones pediátricas en Atención Primaria

    Revista Pediatría de Atención Primaria 2007;9(Supl 2): 11-27

    medes_medicina en español

    MINTEGI RASO S

    Revista Pediatría de Atención Primaria 2007;9(Supl 2): 11-27

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: Las intoxicaciones son un motivo de consulta poco habitual en la edad pediátrica y, en muchas ocasiones, no se trata de intoxicaciones verdaderas sino de contactos con una sustancia en una dosis que no genera problemas. La edad diferencia grupos de intoxicaciones con pronóstico diferente. Los menores de 7-8 años consultan por intoxicaciones accidentales, generalmente fármacos y, menos frecuentemente, productos del hogar. Los mayores de 10-11 años lo hacen por intoxicaciones con fin recreativo y, en menos ocasiones, con intención suicida. En este grupo, el abordaje es más complejo y los tóxicos más habitualmente implicados son el alcohol y las drogas ilegales. La existencia de una situación de riesgo para un niño viene determinada por la presencia de síntomas derivados de la intoxicación o la existencia de potencial toxicidad. Las intoxicaciones accidentales más habituales se deben a la ingesta de presentaciones líquidas de paracetamol. En el caso de desconocer el tóxico ingerido existen tablas que permiten identificarlo a partir de hallazgos exploratorios. El método de descontaminación gastrointestinal de elección es el carbón activado. Todos los centros a los que un niño o adolescente pueda acudir en busca de atención médica debieran disponer de carbón activado. En los casos en los cuales es necesario administrarlo, es prioritario hacerlo lo antes posible. Las pruebas complementarias desempeñan una muy escasa función fuera del ámbito hospitalario. Es excepcional que un antídoto resuelva una situación crítica. En estos casos, lo obligado es realizar un correcto ABC.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 28098



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.