• 1

    Teledermatología. Revisión de 917 teleconsultas

    Actas Dermo-Sifiliográficas 2007;98(5): 318-324

    medes_medicina en español

    MARTÍNEZ-GARCÍA S, DEL BOZ-GONZÁLEZ J, MARTÍN-GONZÁLEZ T, SAMANIEGO-GONZÁLEZ E, CRESPO-ERCHIGA V

    Actas Dermo-Sifiliográficas 2007;98(5): 318-324

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: Introducción. Actualmente el uso de la teledermatología como herramienta diagnóstica está introduciéndose en la práctica diaria del dermatólogo, ya son muchos los trabajos publicados sobre la teleconsulta, donde se demuestra la alta sensibilidad y el alto ahorro económico de esta técnica como método diagnóstico. Material y métodos. Presentamos en este artículo nuestra experiencia con cerca de 1.000 teleconsultas realizadas en un periodo de 2 años, desde octubre de 2004 a octubre de 2006. Resultados. De las 917 teleconsultas realizadas, la mayoría de las lesiones han sido de patología benigna, destacando las queratosis seborreicas en 201 ocasiones, entre la patología maligna destacan las queratosis actínicas en 161 de los casos y se han diagnosticado 5 melanomas. El 58 % de las teleconsultas han sido citados para la consulta de presencia física, ya sea para realizar el tratamiento adecuado, en el 90 % de los casos, como para confirmar el diagnóstico o realizar pruebas complementarias, en un 10 %. Conclusión. La imagen es el gold standard para el diagnóstico dermatológico. Actualmente la fotografía digital nos da tal calidad de imagen que, a la luz de nuestra experiencia, cabría afirmar que la patología tumoral que no pueda diagnosticarse con una imagen fotográfica digital de alta calidad, como las que proporcionan los instrumentos y medios que manejamos, raramente pueden llegar a diagnosticarse en presencia física sin la ayuda de pruebas complementarias.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 26776



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.