• 1

    El Cuadro de Mando Integral como instrumento de dirección en una organización de salud pública

    Gaceta Sanitaria 2007;21(1): 60-65

    medes_medicina en español

    VILLALBÍ J, GUIX J, CASAS C, DURAN J, CAMPRUBÍ E, RODRÍGUEZ-MONTUQUÍN P, ARMENGOL JM, JIMÉNEZ G, CUSÍ M, BORRELL C, ARTAZCOZ L

    Gaceta Sanitaria 2007;21(1): 60-65

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: <FONT FACE="Helvetica, Arial, sans-serif" SIZE=2>Objetivos: El Cuadro de Mando Integral (CMI, o <FONT FACE="55 Helvetica Roman" SIZE=2>Balanced Scorecard<FONT FACE="Helvetica, Arial, sans-serif" SIZE=2>) es un instrumento para la planificación estratégica de las empresas. Adoptamos su uso en una organización de salud pública para alinear la práctica cotidiana de la dirección con los objetivos más estratégicos. <FONT FACE="Helvetica, Arial, sans-serif" SIZE=2>Métodos: Nuestro equipo directivo requirió de discusiones con apoyo externo para clarificar los conceptos subyacentes en el CMI, adaptarlos a una organización sanitaria pública distinta del medio empresarial para el que se diseñó inicialmente y adoptarlo como instrumento de dirección. Esto llevó a la construcción de un CMI por el Comité de Dirección en el año 2002, a la posterior evaluación y a su reformulación periódica. Además, se han formulado CMI de segundo nivel para diversas direcciones y servicios de la organización. <FONT FACE="Helvetica, Arial, sans-serif" SIZE=2>La adopción del CMI por el equipo directivo comportó un esfuerzo previo de clarificación sobre quiénes son los accionistas y los clientes de una organización pública como la nuestra. También llevó a realizar un análisis de la actividad realizada y de su producción, así como un modelo de procesos. Aunque es difícil atribuir determinados cambios a una causa concreta, creemos que diversas mejoras de gestión introducidas se pueden relacionar, al menos parcialmente, con su uso. <FONT FACE="Helvetica, Arial, sans-serif" SIZE=2>Conclusión: El uso sistemático del CMI ha permitido cohesionar mejor el equipo de dirección y el conjunto de la organización, e impregnar la gestión cotidiana con los objetivos más estratégicos. La organización ha integrado mejor los elementos relacionados con sus clientes, ha iniciado acciones para mejorar los procesos internos transversales más complejos, y ha desarrollado de manera más sistemática y general los elementos orientados al crecimiento y desarrollo de sus cuadros y de todo el personal. Al mismo tiempo, los directivos han pasado a tener más presentes las necesidades de las administraciones titulares de la agencia que conforman sus órganos de gobierno.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 25577



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.