• 1

    Manejo del embarazo prolongado no complicado: ¿inducción o espera?

    Progresos de Obstetricia y Ginecología 2007;50(4): 209-215

    medes_medicina en español

    LORENTE GONZÁLEZ J, DE LA TORRE GONZÁLEZ A, CHACÓN PAREJO E, RAMÍREZ PÉREZ C, PELEGRÍN SÁNCHEZ B, CORDÓN SCHARFHAUSEN J

    Progresos de Obstetricia y Ginecología 2007;50(4): 209-215

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: Objetivo: Valorar nuestro protocolo de actuación en los embarazos prolongados, determinando si la inducción del parto a las 42 semanas de gestación conlleva más beneficios maternofetales que la finalización posterior a éste. Métodos: Un total de 64 mujeres con gestaciones prolongadas no complicadas, que decidieron terminar su embarazo a las 42 semanas, se compararon con 173 mujeres que decidieron continuar su embarazo después de dicho período de gestación. Resultados: Hubo una mayor tasa de cesáreas y de malos resultados perinatales en el grupo de mujeres que decidió no inducir el parto en la semana 42 de gestación. La mayor parte de estas mujeres acaba induciéndose el parto algo más adelante. Conclusiones: En las gestaciones prolongadas no complicadas, la inducción del parto a las 42 semanas conlleva mejores resultados maternofetales y resulta más eficiente que continuar con los controles durante más tiempo.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 25490



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.