• 1

    Ciclofosfamida intravenosa en nefritis lúpica: veinte años reduciendo dosis

    Nefrología 2007;27(1): 12-22

    medes_medicina en español

    FRUTOS MA, MARTÍN-GÓMEZ A, DE RAMON E, CAMPS MT, VALERA A, GARCÍA I, FERNÁNDEZ-NEBRO A

    Nefrología 2007;27(1): 12-22

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: El pronóstico de la afectación renal en pacientes con lupus eritematoso sistémico (LES) ha mejorado notablemente en las últimas décadas. Se revisa la experiencia de tratamiento con pulsos de ciclofosfamida intravenosa (CFiv) en el tratamiento del primer brote de nefritis lúpica en 97 pacientes (75 mujeres) seguidas durante un periodo de hasta 20 años. La serie se ha dividido en tres grupos. El Grupo A (n = 39) recibió pulsos mensuales de CFiv (inicio de 1 g) durante un periodo de hasta 24 meses (años 1985-1991). El Grupo B (n = 47) recibió pulsos de CFiv (1 g) mensuales durante 6 meses con pulsos adicionales trimestrales hasta un máximo de 18 meses, dependiendo de la respuesta terapéutica (desde 1991). A partir de 1999 un grupo de 11 pacientes se trataron con pulsos de CFiv a dosis bajas (pauta Eurolupus Nephritis Trial), 500 mg cada 15 días durante tres meses, seguidos de azatioprina (2 mg/kg) o micofenolato mofetil (1,5-2,0 g/dia) hasta completar 36 meses de tratamiento (Grupo C). La cantidad total de CFiv (g) administrada: Grupo A: 15,1 ± 9,0; Grupo B: 8,5 ± 3,5 y Grupo C: 3,0 ± 0, muestra la tendencia hacia una progresiva disminución en la exposición a la ciclofosfamida. Globalmente, los tratamientos con las diferentes pautas de CFiv consiguieron en primera intención, controlar la nefritis lúpica de forma satisfactoria en el 76,3% de los casos. Al comparar los valores basales y los alcanzados a los 24 meses, la creatinina sérica (mg/dl) pasó en el grupo A desde 1,77 ± 1,06 a 1,09 ± 0,63; Grupo B: 1,22 ± 0,85 a 0,95 ± 0,45 y Grupo C: 0,90 ± 0,23 a 1,17 ± 0,54 (p < 0,05). No se detectaron diferencias entre los tres grupos. Para los mismos periodos la proteinuria (g/día) descendió en el grupo A desde 6,19 ± 4,31 a 0,79 ± 1,76; Grupo B: 4,43 ± 3,17 a 2,08 ± 3,65 y Grupo C: 5,43 ± 3,37 a 3,22 ± 4,00 (p < 0,05). Los efectos adversos fueron principalmente infecciones víricas y bacterianas, sin diferencias intergrupos. La necrosis ósea avascular con necesidad de prótesis y menopausia precoz fueron más frecuentes en el Grupo A. Nueve pacientes fallecieron, siete por enfermedad cardiovascular y dos por infección. La supervivencia global de los pacientes en los tres grupos de tratamiento no mostró diferencias significativas siendo del 95% (IC 95%: 99%-90%) a los 5 años; del 92% (IC 95%: 98%-85%) a los 10 años y del 84% (IC 95%: 94%- 74%) a los 15 años. La probabilidad de mantener concentraciones de creatinina sérica en rango normal o inferior al doble de la basal fue del 92% (IC 95%: 98%- 86%) a los 5 años; del 72% (IC 95%: 84%-60%) a los 10 años y del 66% (IC 95%: 78%-54%) a los 15 años, sin detectarse diferencias significativas entre lostres grupos de tratamiento. Se contabilizaron 47 episodios de recidivas sin diferencias entre los tres grupos. A modo de conclusión, esta experiencia con diferentes estrategias de CFiv muestra que es una terapia eficaz en controlar la nefritis lúpica y mantener la vida en pacientes con nefritis lúpica, incluso con do

    Notas: Artículo en castellano e inglés

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 24664



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.