• 1

    ¿Cómo fue la encefalitis letárgica en España? Análisis de los casos publicados entre 1918 y 1936

    Revista de Neurología 2007;44(4): 245-253

    medes_medicina en español

    CORRAL CORRAL I

    Revista de Neurología 2007;44(4): 245-253

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: Objetivo. La encefalitis letárgica se extendió como una pandemia en los años 1918-1921. Clínicamente presentaba un gran polimorfismo y la presentación clínica variaba en sucesivos brotes epidémicos y en diferentes regiones. La epidemia de encefalitis letárgica en España se ha estudiado poco. Para conocer sus características clínicas y evolutivas, hemos revisado los casos comunicados en la literatura médica española durante el período 1918-1936. Desarrollo. Se analizaron 120 casos. La mayor parte de ellos (75%) se presentó en el invierno de 1919-1920. La edad media fue de 27 años (rango: 0-59 años). La mayoría tuvo fiebre (82%). Los síntomas neurológicos más frecuentes fueron la alteración de pares craneales, sobre todo oculomotores, trastorno del ritmo del sueño, alteración del estado mental o de conciencia, anomalías pupilares y trastornos del movimiento. Hubo una gran variabilidad de la presentación clínica y del curso evolutivo. Aunque la mayoría de los casos no presentaban formas clínicas puras, predominaron las formas somnoliento-oftalmopléjicas (46%) y las hipercinéticas (17%), que asociaban delirio con corea o mioclonías. Más raras fueron las formas amiostáticas (parkinsonianas, 4%). La mortalidad fue del 23%. La mayor parte de los supervivientes (69%) se curó de la fase aguda sin secuelas significativas. Conclusiones. La encefalitis letárgica en España tuvo su máxima incidencia en el invierno de 1919-1920. Presentó una gran variabilidad clínica en la que predominaba la asociación de letargia y oftalmoplegía, y se asoció con una alta mortalidad.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 24408



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.