• 1

    Diplopía postcirugía de catarata con anestesia subtenoniana

    Archivos de la Sociedad Española de Oftalmología 2006;81(3): 141-146

    MERINO P, MUÑOZ-SANZ N, GÓMEZ DE LIAÑO P, GUTIÉRREZ-PARTIDA B, SEIJAS-LEAL O

    Archivos de la Sociedad Española de Oftalmología 2006;81(3): 141-146

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: Objetivo: Estudiar las características del estrabismo secundario a la cirugía de catarata con anestesia subtenoniana; su tratamiento y pronóstico. Método: Ocho enfermos sin estrabismo previo presentaron diplopía inmediatamente después de la cirugía de catarata; cinco de ojo izquierdo, tres de ojo derecho. La exploración con cover test, prismas y ducción activa y pasiva mostró estrabismo restrictivo: siete de componente vertical y uno horizontal. La desviación media fue de 17,5 DE: 9,84 dioptrías prismáticas (rango 5-35) en la mirada al frente. La posición máxima de desviación fue en supraversión en siete, y en levoversión en otro. Todos tenían diplopía invalidante. Se considera buen resultado si desaparecía la diplopía con el tratamiento. Resultados: Cuatro casos recibieron tratamiento quirúrgico, en uno sólo se inyectó toxina botulínica y en tres se pusieron prismas. La toxina botulínica se empleó como primera opción en cuatro casos y sólo fue eficaz en un enfermo. De los cuatro casos operados, tres necesitaron dos cirugías y un paciente sólo un tiempo quirúrgico. Se consiguió buen resultado en los ocho pacientes tratados. El tiempo medio de evolución fue de 10,12 DE: 5,46 meses. Conclusiones: La anestesia subtenoniana puede provocar un estrabismo restrictivo y una diplopía muy invalidantes que no se resuelven espontáneamente. El recto inferior es el músculo más frecuentemente afectado. La cirugía muscular es necesaria para resolver el problema en la mitad de los casos. Se consiguen buenos Resultados quirúrgicos.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 23831



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.