• 1

    Diagnóstico del trastorno de déficit de atención con/sin hiperactividad. Una visión desde la evidencia científica

    Revista Pediatría de Atención Primaria 2006;8(Supl 4): 25-37

    BUÑUEL ÁLVAREZ JC

    Revista Pediatría de Atención Primaria 2006;8(Supl 4): 25-37

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: El trastorno de déficit de atención con/sin hiperactividad (TDAH) es, junto con el asma y la obesidad, una de las enfermedades más prevalentes durante la infancia. Por ello es necesario la realización de un diagnóstico correcto, ya que el tratamiento adecuado mejora el pronóstico de estos pacientes. Revisadas las guías de práctica clínica más actuales, puede concluirse sobre el diagnóstico del TDAH que: 1) el pediatra de Atención Primaria (PAP) debe disponer de los conocimientos necesarios para realizar la valoración del niño con sintomatología compatible con un TDAH; 2) en caso de comorbilidad asociada o de existir problemas de diagnóstico diferencial, es aconsejable la derivación a un psiquiatra infantil; 3) el diagnóstico de TDAH requiere la recopilación, por parte del PAP, de toda la información posible sobre la conducta del niño en su domicilio y en la escuela; es preciso realizar una entrevista con los padres, profesores y con el niño en busca de síntomas compatibles con el trastorno; 4) las escalas y cuestionarios son un instrumento más dentro del proceso diagnóstico, y no constituyen por sí solos la prueba diagnóstica definitiva; 5) es necesaria la realización de una exploración física completa para detectar enfermedades neurológicas y/o descartar problemas de visión y audición que pueden interferir con la capacidad de atención del niño; 6) no es necesaria la realización de pruebas complementarias (exámenes radiológicos, bioquímica sanguínea) a menos que se sospeche la presencia de una enfermedad que justifique su realización.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 23457



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.