• 1

    El niño adoptado en el extranjero. Papel del pediatra de Atención Primaria

    Revista Pediatría de Atención Primaria 2006;8(Supl 2): 55-75

    HERNÁNDEZ MERINO A

    Revista Pediatría de Atención Primaria 2006;8(Supl 2): 55-75

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: Cada año más de 40.000 niños procedentes de más de 100 países son adoptados en el mundo. La adopción internacional ha experimentado un incremento extraordinario en los últimos años de forma especial en nuestro país. España fue el primer país de la Unión Europea y el segundo en el mundo en número absoluto de adopciones anuales en 2004 (y primero del mundo en tasa de adopciones por población). Según datos del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, en el período de 1997 a 2004 se adoptó en nuestro país a 24.042 niños procedentes del extranjero. Europa del Este, Asia y América Latina son las principales regiones de procedencia. El propósito de este texto es reflexionar sobre las necesidades sanitarias de estos niños y la participación de los pediatras de Atención Primaria en el proceso de la adopción internacional. Los niños adoptados en el extranjero conforman un grupo con necesidades específicas, aunque heterogéneas, en el terreno de la salud. Presentan con frecuencia determinadas patologías, la mayoría de ellas detectables mediante cribado. La acción concertada y sinérgica de los distintos niveles de la atención sanitaria ofrecerán las mejores posibilidades de detección y resolución eficaces de los problemas. La participación del pediatra de Atención Primaria es fundamental y debe ser sistematizada, precisa y continuada. Es necesario promover la investigación para conocer el estado de salud real de los niños adoptados en el extranjero que llegan a nuestro país y proponer recomendaciones prácticas para satisfacer las necesidades reales de estos niños en el terreno de la salud.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 23397



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.