• 1

    Nuestra experiencia en la enfermedad de Peyronie con la técnica de Nesbit

    Archivos Españoles de Urología 2006;59(5): 511-515

    MOYANO CALVO JL, SÁNCHEZ DE LA VEGA J, GIRALDEZ PUIG J, DÁVALOS CASANOVA G, HUESA MARTINEZ I, MAESTRO DURÁN JL, RAMIREZ MENDOZA A, MORALES LÓPEZ A

    Archivos Españoles de Urología 2006;59(5): 511-515

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: OBJETIVOS La técnica de Nesbit esa la técnica de referencia en la cirugía correctora de la incurvación penenana en la enfermedad de Peyronie. Presentamos nuestra experiencia en el Centro Urológico san Ignacio. METODOS 68 pacientes con incurvación peneana estable y que deseaban corrección quirúrgica de la misma. Se considera corrección de la curvatura cuando la rectificación es igual o superior al 80% de la angulación patológica. La edad media de los pacientes es de 44 años (31-77). Un 53% presentaban dificultad para la penetración, un 20% molestias en su pareja, un 27% se intervinieron por razones estéticas. La desviación peneana era dorsal en el 42%, izquierda en el 46% y derecha en el 12%. El ángulo de incurvación medido en grados era menor de 30º en el 28%, entre 30 y 45 en el 36%, entre 45 y 60 en el 37% y mayor de 60% en el 7%. RESULTADOS El seguimiento medio de la serie es de 46 meses. Acortamiento peneano superior a 1,5 cm en el 20% de los enfermos. El 85% de los enfermos están satisfechos con los resultados obtenidos. La queja más frecuente es el acortamiento peneano. Se ha corregido la desviación en el 92% de los pacientes. Hemos reintervenido a cuatro pacientes, A dos por fimosis marcada a los tres meses de la intervención, los otros dos enfermos presentaron recidiva de la curvatura. CONCLUSIONES La técnica de Nesbit es una técnica sencilla, con escasas complicaciones y buenos resultados tanto en corrección de curvatura como en satisfacción del enfermo

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 23113



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.