• 1

    El suicidio en la España de hoy

    Gaceta Sanitaria 2006;20(Supl.1): 25-31

    medes_medicina en español

    OLRY DE LABRY-LIMA A, RUIZ-PÉREZ I

    Gaceta Sanitaria 2006;20(Supl.1): 25-31

    Tipo artículo:

    Resumen del Autor: España presenta una de las tasas de suicidio más bajas (8,7 por 100.000), pero ha sufrido, junto a Irlanda, uno de los incrementos en las tasas más altos de Europa y del mundo. En nuestro país se puede observar un aumento en las tasas de suicidio desde 1975 hasta 1994, produciéndose una estabilización en los años siguientes; este incremento es más pronunciado entre los varones que entre las mujeres. Los factores sociales, especialmente ligados a los papeles de sexo y los cambios en estos papeles, son las explicaciones más probables. Otra posible explicación del aumento observado de la mortalidad por suicidio entre los varones jóvenes podría ser la epidemia de sida y de adicción a drogas por vía parenteral (ADVP) que se observó en España en las décadas de los años ochenta y noventa. Por otra parte, estamos ante una verdadera epidemia de violencia contra los niños y contra las mujeres. Hay abundante literatura médica sobre la relación entre el abuso infantil (psicológico o sexual) y el riesgo de suicidio en la adolescencia o en la vida adulta. Las mujeres que sufren violencia por parte de su compañero sentimental tienen un mayor riesgo de padecer dolor crónico, diversas somatizaciones, mayor consumo de sustancias tóxicas como drogas y alcohol, depresión e intentos de suicidio. La asociación entre la precariedad laboral y el suicidio parece deberse a causas económicas y de apoyo social y familiar, las cuales producen una mayor vulnerabilidad a enfermedades mentales. Estos factores tienen gran importancia porque España presenta las tasas de paro y contratación temporal más altas de la Unión Europea. Parece razonable pensar que dado el individualismo de la sociedad contemporánea, las exigencias de esta sociedad y el nuevo papel de la mujer frente al mercado laboral, que produce entre otras cosas una mayor dificultad en conciliar la vida laboral y familiar, son factores que pueden explicar que no se produzca una disminución en las tasas de suicidio.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 21587



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.