• 1

    Urgencias por cocaína: un problema emergente

    Medicina Clínica 2006;126(16): 616-619

    medes_medicina en español

    SANJURJO E, MONTORI E, NOGUÉ S, MUNNÉ P, SÁNCHEZ M

    Medicina Clínica 2006;126(16): 616-619

    Tipo artículo:

    Resumen del Autor: Fundamento y objetivo: En los últimos años ha aumentado en España el consumo de cocaína, por lo que podrían estar produciéndose cada vez más episodios de sobredosis. El uso asociado de otras drogas de abuso puede potenciar su toxicidad y, por tanto, incrementar las consultas a los servicios de urgencias (SU). Pacientes y método: Se han recogido los datos de los pacientes que consultaron al SU y que referían consumo de cocaína en las horas previas. Se ha analizado la relación entre la droga y el motivo de consulta y se han revisado las historias clínicas de una muestra para conocer su perfil clínico. Resultados: Durante un período de 3 años (2002-2004) se identificó a 745 pacientes (edad media de 31 años, un 68% varones). La distribución anual fue de 223 casos en el año 2002, 232 en 2003 y 290 en 2004. El 53% de los pacientes consultaron durante el fin de semana y el 53% acudió al SU entre las 0 y las 12 h. Otras drogas asociadas al consumo de cocaína fueron el alcohol etílico (38%), los opiáceos (14%), el cannabis (13%) y los derivados anfetamínicos (9%). La cocaína fue el tóxico causante del cuadro clínico en el 70% de los casos. Los motivos principales de consulta fueron ansiedad o agitación (48%) y dolor torácico o palpitaciones (25%). El 11% requirió ingreso hospitalario (19 casos en la unidad de cuidados intensivos) y se registraron 3 casos mortales. Conclusiones: El consumo de cocaína, asociado casi siempre a otras drogas de abuso, ha generado un incremento de las consultas a los SU. Si bien la mortalidad es baja, el consumo de cocaína comporta morbilidad y frecuente ingreso hospitalario.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 21368



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.