• 1

    Criobiología y lesiones anatomopatológicas inducidas por la Congelación-deshielo en el tejido prostático. 2ª parte.

    Archivos Españoles de Urología 2004;57(10): 1073-1090

    ESCUDERO BARRILERO A, ARIAS FÚNEZ F, RODRÍGUEZ PATRÓN R, RODRÍGUEZ-PATRÓN RODRÍGUEZ R, GARCÍA GONZÁLEZ R, CUESTA ROCA C

    Archivos Españoles de Urología 2004;57(10): 1073-1090

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: OBJETIVOS La Criocirugía es una técnica en auge consistente en la congelación controlada de los tejidos. En el tratamiento del adenocarcinoma de próstata, se refieren buenos resultados que se mantienen a largo plazo y se investiga la posibilidad de que sustituya a la nefrectomía parcial en el tratamiento del adenocarcinoma renal con diámetro inferior a 4  5 cm. Es indiscutible que la congelación destruye la maquinaria celular y desencadena varios eventos cuyo resultado final es la muerte de la célula por necrosis y apoptosis. Con los descensos de temperatura el líquido cristaliza en el espacio extracelular y se crea un ambiente hiperosmótico, que induce salida de agua desde el interior de la célula y como consecuencia: deshidratación intracelular. El hielo intracelular se forma con velocidades de congelación rápidas y se le atribuye el efecto destructivo más alto sobre los tejidos biológicos y sus daños son irreparables. Sobre los vasos induce directamente la muerte sobre la célula endotelial y lesiones mecánicas del endotelio; como consecuencia se forman trombos que obstruyen la luz del vaso: infarto isquémico. En la fase postcalentamiento aumenta la formación de radicales libres y la actividad de los neutrófilos, lo cual, induce peroxidación de los lípidos de la membrana celular y nuevas lesiones endoteliales. La destrucción de los tejidos viene determinada por: la temperatura mínima alcanzada, velocidad de congelación, duración del periodo de congelación, número de ciclos congelación-deshielo administrados y distancia a que se encuentran con respecto al foco de congelación. A medida que nos alejamos del foco de enfriamiento, las células se ven afectadas de forma distinta y son varios los mecanismos que se invocan para explicar la acción letal inducida por temperaturas superiores a -40ºC. En nuestra serie los hallazgos anátomo-patológicos han sido los siguientes: necrosis, zonas hemorrágicas evolucionadas o no, fibrosis, hialinización e incremento relativo del número de capilares hemáticos, microcalcificaciones, hiperplasia de células basales y metaplasia transicional y escamosa. El cáncer residual está localizado en las zonas menos afectadas por la congelación. Es digno de resaltar la escasa morbi-mortalidad per y postoperatoria del procedimiento. No precisa UIV ni transfusión de sangre, no se han descrito accidente cerebro-vasculares ni cardiacos y la mortalidad es nula, todo ello permite practicarla en enfermos de alto riesgo quirúrgico y sin límite de edad.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 20166



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.