• 1

    Disfunciones sexuales en el alcoholismo

    Adicciones 2004;16(4): 277-286

    ÁVILA ESCRIBANO JJ, PÉREZ MADRUGA A, OLAZÁBAL ULACIA JC, LÓPEZ FIDALGO J

    Adicciones 2004;16(4): 277-286

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: La prevalencia de disfunciones sexuales en el alcoholismo es alta y oscila, según distintos estudios, entre el 3,2 % y el 64,4 %. El presente estudio tiene como objetivo investigar la frecuencia de este tipo de alteraciones en una muestra de pacientes alcohólicos que estaban en tratamiento por esta enfermedad. Así mismo, se pretende averiguar los factores que pueden influir en su génesis, además del alcohol. La muestra de estudio comprendía 183 personas, 150 varones y 33 mujeres cuya edad media era de 43 años. Se administró a los pacientes una encuesta autoaplicada y anónima que contenía el Cuestionario de Funcionamiento Sexual de LoPiccolo (SHF). Así mismo se determinaron los niveles de testosterona, estradiol y prolactina. Los resultados principales fueron: el funcionamiento sexual global era aceptable (puntuación global: 0,415 ± 0,155) y signi- ficativamente mejor en los varones que en las mujeres; el 45% mantenía relaciones semanalmente, el 69% experimentaba deseo sexual durante la semana, el 81% de los varones no tenía problemas en alcanzar y mantener la erección y el 10% refería eyaculación precoz; en el grupo de mujeres, el 10% refería vaginismo y el 5% dolor en el coito. Los niveles de testosterona, estradiol y prolactina estaban en el rango normal; ni el diagnóstico, ni la cantidad de gramos de alcohol consumido, ni la situación de abstinencia o consumo influía en el funcionamiento sexual global. La presencia de enfermedades somáticas y la ingestión de medicamentos, principalmente Cianamida cálcica, empeoraban significativamente el funcionamiento sexual global.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 19809



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.