• 1

    Utilización de los antiepilépticos en el trastorno bipolar

    Actas Españolas de Psiquiatría 2006;34(1): 55-64

    PÉREZ-CEBALLOS MA, VEGA-GIL N, SÁNCHEZ MB, ARMIJO JA

    Actas Españolas de Psiquiatría 2006;34(1): 55-64

    Tipo artículo: Revisión

    Resumen del Autor: M.A. Pérez-Ceballos , N. Vega-Gil , M.B. Sánchez , J.A. Armijo Objetivo. El trastorno bipolar es una enfermedad crónica de difícil manejo terapéutico que genera altos índices de discapacidad. Aunque el litio es el fármaco de primera elección, hay pacientes que no responden o que presentan efectos secundarios. Una alternativa al litio es el uso de determinados antiepilépticos. Se revisan los datos sobre la eficacia de los antiepilépticos clásicos y nuevos en el tratamiento del trastorno bipolar obtenidos en ensayos controlados. Desarrollo. Los resultados de numerosos ensayos clínicos avalan el empleo de los antiepilépticos clásicos como la carbamazepina y el valproato en monoterapia en el tratamiento agudo de los episodios maníacos severo, mixtos o leves, así como en el tratamiento crónico del trastorno bipolar. Los nuevos antiepilépticos presentan en general un perfil de reacciones adversos e interacciones más favorable que el litio, pero los datos sobre su eficacia en el trastorno bipolar son todavía escasos. La eficacia de la oxcarbazepina en la manía es similar a la de la carbamazepina. La lamotrigina se perfila como la mejor alternativa al litio en episodios depresivos. El topiramato no parece aportar beneficio en la manía aguda. El levetiracetam parece aportar un beneficio, pero no se dispone de ensayos con asignación aleatoria, doble ciego y controlados con placebo, y la gabapentina no está claro si aporta o no un beneficio. Conclusiones. El litio continúa siendo el tratamiento de elección del trastorno bipolar, pero la carbamazepina y el valproato pueden considerarse también fármacos de primera línea. La oxcarbazepina y la lamotrigina pueden ser una buena opción en algunos pacientes. Otros nuevos antiepilépticos pueden aportar beneficios en el trastorno bipolar, pero se necesitan pruebas más sólidas de su eficacia.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 19465



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.