• 1

    Cardiología intervencionista 2005

    Revista Española de Cardiología 2006;59(Supl.1): 38-49

    medes_medicina en español

    HERNÁNDEZ ANTOLÍN RA, FERNÁNDEZ VÁZQUEZ F, MOREU BURGOS J, LÓPEZ PALOP R

    Revista Española de Cardiología 2006;59(Supl.1): 38-49

    Tipo artículo:

    Resumen del Autor: <meta http-equiv="Content-Type" content="text/html; charset=windows-1252"> Pagina nueva 1</title> <FONT FACE="Helvetica, Arial, sans-serif" SIZE=2>Los stents liberadores de fármacos (DES) reducen de forma importante la tasa de reestenosis en todo tipo de lesiones, pacientes y situaciones clínicas, y todo ello sin aumentar las complicaciones trombóticas. Su alto precio impide la sustitución del stent convencional por los DES, pero su utilización va inexorablemente en aumento (el 38% del consumo total de stents en España en 2004). A los stents ya comercializados de rapamicina y paclitaxel se han unido en 2005 otros 2 DES (uno de tacrolimus y otro de ABT578, fármacos de acción similar a la rapamicina). Paliado (que no resuelto) el problema de la reestenosis, las limitaciones del intervencionismo coronario percutáneo (ICP) se sitúan en torno a determinados tipos de lesión (bifurcación, oclusión total crónica) que, aunque se abordan más frecuentemente y con mayor éxito que en el pasado, sus resultados distan mucho de los obtenidos en otro tipo de lesiones. De la posibilidad de tratar con seguridad y bajo riesgo de reestenosis un mayor número de lesiones surge la ampliación de las indicaciones de ICP a pacientes con enfermedad multivaso, tronco, disfunción ventricular severa y diabetes mellitus, situaciones clínicas que fueron patrimonio de la cirugía hasta hace muy poco. <FONT FACE="Helvetica, Arial, sans-serif" SIZE=2>El ICP en los síndromes coronarios agudos (SCA) ha supuesto un incremento en términos absolutos y relativos del número de procedimientos, tras demostrarse que la estrategia invasiva supone un beneficio clínico a corto, medio y largo plazo. El reto de los próximos años será identificar (mediante marcadores séricos o técnicas de imagen) y tratar a los pacientes en etapas subclínicas del SCA antes de que se produzcan complicaciones irreversibles, como muerte súbita o infarto agudo de miocardio (IAM). <FONT FACE="Helvetica, Arial, sans-serif" SIZE=2>Las nuevas técnicas de diagnóstico no invasivo (TC multicorte) han mejorado de forma sustancial su capacidad diagnóstica, de forma que con los equipos de 64 detectores, la sensibilidad, la especificidad y los valores predictivos positivo y negativo rondan el 90% para la detección de lesiones que precisan revascularización, aunque estas cifras pueden ser sensiblemente inferiores en pacientes taquicárdicos, arrítmicos, obesos, con calcificación coronaria severa o stents. La técnica es sencilla para el paciente, pero la reconstrucción tridimensional lleva entre 30 y 60 min, la disponibilidad actual es escasa y la dosis de radiación recibida por el paciente cuadruplica la de la coronariografía convencional. Con todos estos elementos en consideración, su indicación principal sería descartar enfermedad coronaria en pacientes con bajo riesgo de experimentarla, reservar la coronariografía convencional para aquellos pacientes en los que los datos clínicos y las pr

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 19332



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.