• 1

    Guía clínica del diagnóstico y tratamiento del incidentaloma hipofisario

    Endocrinología y Nutrición 2006;53(1): 9-12

    medes_medicina en español

    ZUGASTI A, OBIOLS ALFONSO G, TORRES VELA E, CATALÀ BAUSET M, GILSANZ PERAL A, MORENO ESTEBAN B, PÁRAMO FERNANDEZ C, VILLABONA C, VARELA DA SOUSA C, TORTOSA HENZI F, LUCAS MORANTE T, PICÓ ALFONSO A

    Endocrinología y Nutrición 2006;53(1): 9-12

    Tipo artículo:

    Resumen del Autor: El incidentaloma hipofisario (IH) es una masa hallada de forma casual en la hipófisis al practicar una exploración neurorradiológica por motivos no relacionados con la enfermedad hipofisaria. Como consecuencia del incremento progresivo en la utilización de estas técnicas, la presencia de un IH es un hallazgo común, y aparece en alrededor del 10% de las resonancias magnéticas practicadas en individuos normales. La mayor parte de IH corresponde a microadenomas y microquistes hipofisarios, y más raramente aparecen macroadenomas y otras lesiones selares y paraselares. Si bien, por definición, los IH son asintomáticos, una historia dirigida y detallada permite en algunos casos apreciar síntomas sugestivos de disfunción hormonal. El abordaje diagnóstico y terapéutico del IH dependerá del tamaño de la lesión. En una masa igual o superior a 10 mm, la conducta será similar a la seguida de las masas sintomáticas del mismo tamaño, estudiando la presencia de clínica de la hiper o la hiposecreción hormonal. Las determinaciones hormonales incluirán la cuantificación en sangre de las hormonas hipofisarias basales y sus correspondientes periféricas. Se llevarán a cabo pruebas dinámicas si la clínica o las determinaciones basales sugieren la existencia de adenomas hipofisarios funcionantes o bien las determinaciones hormonales basales sugieren hipopituitarismo. Igualmente, se realizará una exploración oftalmológica con campimetría visual. El tratamiento será el específico en caso de adenomas funcionantes. En los tumores no funcionantes y posibles gonadotropinomas, si son mayores de 20 mm, se indicará extirpación quirúrgica. En los menores de 20 mm se recomienda una actitud conservadora con control estrecho del paciente para detectar cambios visuales, hormonales y el tamaño tumoral. En las lesiones menores de 10 mm, de igual forma, se estudiará la presencia de clínica de hiper o hiposecreción. Si no existe clínica de afectación hormonal, la recomendación más extendida es únicamente la determinación de prolactina sérica. Se realizará tratamiento específico en los microadenomas funcionantes. En lesiones de entre 2 y 9 mm no funcionantes se realizará un control periódico hormonal y de imagen. No se recomienda el seguimiento en las lesiones menores de 4 mm con determinaciones hormonales normales.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 19274



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.