• 1

    Manía en un adolescente con retraso mental grave y déficit visual: factores de riesgo y dificultad diagnóstica en trastornos del neurodesarrollo

    Psiquiatría Biológica 2005;12(6): 252-256

    medes_medicina en español

    AGUILERA-ALBESA S, SOUTULLO-ESPERÓN C, ORELLANA-AYALA C, NARBONA-GARCÍA J

    Psiquiatría Biológica 2005;12(6): 252-256

    Tipo artículo:

    Resumen del Autor: Introducción: Se han descrito episodios de manía-hipomanía en un 7% de los niños con déficit del neurodesarrollo. El retraso mental, motor y del lenguaje son factores de riesgo para enfermedad bipolar. Caso clínico: Describimos a un adolescente de 17 años con diplejía espástica por asfixia perinatal, retraso mental grave y déficit visual, sin historia psiquiátrica previa. Su padre padece enfermedad bipolar. Presenta, bruscamente, insomnio global de 8 días de duración, inquietud creciente, apatía y anhedonia. Mejora con lorazepam (1 mg), y trazodona (100 mg/día) en 3 meses, con remisión del cuadro. A los 12 meses presenta, de nuevo bruscamente, insomnio global de 14 días, logorrea e inquietud psicomotriz, por lo que se reinicia la administración de lorazepam y trazodona. Aparecen desorientación, alucinaciones y mayor inquietud. Mejora con olanzapina (2,5 mg/día). Persisten la agitación y las alucinaciones, que se alternan con apatía y anhedonia en un mismo día. Se inicia el tratamiento con valproato sódico intravenoso (16 mg/en 1 h), luego oral, con mejoría del cuadro en la primera semana tras el valproato oral (20 mg/kg/día). Hay un buen contacto con el medio y lenguaje coherente hasta 1,5 años tras el inicio de esta medicación. Discusión: El diagnóstico de manía es especialmente difícil en adolescentes con retraso motor, intelectual o déficit visual. La ciclación rápida, la carga genética y la respuesta a estabilizadores del humor apoyan el diagnóstico.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 18968



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.