• 1

    Leucemia mínima residual: nuevo concepto de remisión completa

    Anales de Pediatría 2005;63(5): 390-395

    medes_medicina en español

    BASTIDA VILÁ P, PALACIO GARCÍA C, SOLSONA RIERA M, ORTEGA ARAMBURU J, SÁNCHEZ DE TOLEDO CODINA J

    Anales de Pediatría 2005;63(5): 390-395

    Tipo artículo:

    Resumen del Autor: Introducción: La respuesta precoz al tratamiento de inducción es uno de los factores pronósticos más importantes en niños afectados de leucemia linfoblástica aguda (LLA). Actualmente se consigue la remisión citológica en el 95-98 % de estos pacientes; sin embargo, un porcentaje importante recaerá posteriormente. Es preciso utilizar técnicas más sensibles para medir la leucemia residual y establecer un nuevo concepto de remisión completa. Objetivo: Identificar por técnicas inmunológicas la enfermedad mínima residual (EMR) y conocer su impacto pronóstico en niños afectados de LLA. Métodos: Estudiamos la EMR por citometría de flujo en 53 niños diagnosticados en nuestro servicio desde junio de 1999 hasta abril de 2003 y tratados según protocolos del grupo Pethema. Todos habían conseguido la remisión citológica (< 5 %) con el tratamiento de inducción y tenían al menos un fenotipo útil para seguimiento. El 11 % eran de fenotipo T, 1 bifenotípica y el resto eran leucemias tipo B. Se analizaron muestras de médula ósea postinducción, posconsolidación, a 6 y 11 meses de mantenimiento, al final del tratamiento y 3 meses después. Se colocó el umbral de positividad en 0,01 %, siendo la sensibilidad de la técnica de 1 x 10­4-1 x 10­5. Resultados: Se analizaron un total de 199 muestras. El 37 % de las muestras analizadas postinducción y el 20 % posconsolidación eran EMR1. La eliminación fue más lenta en los pacientes de fenotipo T y en los de alto riesgo según la clasificación tradicional. Con una mediana de seguimiento de 26 meses, la supervivencia libre de enfermedad (SLE) del grupo completo fue del 92 %. Los pacientes con una EMR1 postinducción tuvieron una tasa de SLE del 79 %. Ningún paciente con EMR-postinducción ha presentado recidiva. Conclusión: El estudio de la EMR es imprescindible y debe estar incluida en todos los protocolos de tratamiento actuales para niños con LLA. Su utilidad radica en el impacto pronóstico de la respuesta al tratamiento de inducción. La monitorización secuencial posterior puede predecir recaídas antes de que aparezcan manifestaciones clínicas o hematológicas.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 18452



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.