• 1

    Fitoterapia para los síntomas del tracto urinario inferior en el varón: ¿qué ocurre después? Diez años de investigación

    Actas Urológicas Españolas 2022;46(7): 442-446

    medes_medicina en español

    LUCIANI LG, MATTEVI D, VATTOVANI V, CAI T, GIUSTI G, MALOSSINI G

    Actas Urológicas Españolas 2022;46(7): 442-446

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: Introducción y objetivosNuestro objetivo es evaluar los resultados de la fitoterapia a largo plazo, centrándonos en el intervalo entre la fitoterapia y los tratamientos farmacológicos y los factores de riesgo que predisponen a dicho cambio en un seguimiento de 10 años. Material y métodosSe revisaron retrospectivamente los datos de los pacientes varones que tomaban fitoterapia para los síntomas del tracto urinario inferior (STUI) de leves a moderados entre enero y diciembre de 2010, a partir de una base de datos mantenida prospectivamente. Se realizó un seguimiento de los pacientes durante 10 años mediante consultas médicas presenciales y telefónicas. ResultadosCiento dos pacientes se sometieron al menos a un ciclo de fitoterapia para los STUI. Veinte (19,6%) pacientes resolvieron sus síntomas tras un ciclo fitoterápico y abandonaron el tratamiento, 27 (26,4%) continuaron con la fitoterapia y 52 (51%) cambiaron a bloqueadores alfa y/o inhibidores de la 5a-reductasa tras un intervalo medio de 24 meses. El motivo del cambio de tratamiento fue la sintomatología (n=45) o la progresión clínica (aumento del volumen residual n=15; retención urinaria, n=5). Los pacientes que cambiaron a fármacos sintéticos tenían una mediana de edad más alta (60 frente a 49), mayor volumen prostático (40 frente a 26cc) y antígeno prostático específico (1,9 frente a 0,9ng/ml), volumen residual más elevado (40 frente a 0cc) y una tasa de flujo máximo (Qmáx) más baja (12 frente a 15ml/s) en el momento de la presentación. ConclusionesEl 46% de los pacientes con STUI leves o moderados sometidos a fitoterapia estarán libres de tratamiento o seguirán con la fitoterapia a los 10 años de la presentación de la enfermedad. Los pacientes de mayor edad, con próstatas más grandes, con volumen residual y antígeno protático específico más alto, deben ser informados sobre un mayor riesgo de progresión sintomática o clínica: el riesgo del cambio de tratamiento a bloqueadores alfa o inhibidores de la 5a-reductasa se hace efectivo tras un lapso medio de 2 años.

    Notas:

     

    Palabras clave: Urología

    ID MEDES: 172431 [En proceso] DOI: 10.1016/j.acuro.2021.09.008 *



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.