• 1

    Re-ventriculostomía endoscópica de tercer ventrículo. Análisis retrospectivo de una serie de 13 casos

    Neurocirugía 2022;33(3): 111-119

    medes_medicina en español

    LINARES TORRES J, ROS LÓPEZ B, IGLESIAS MOROÑO S, ROS SANJUÁN Á, SELFA RODRÍGUEZ A, CERRO LARRAZÁBAL L, CASADO RUIZ J, ARRAEZ SANCHEZ MÁ

    Neurocirugía 2022;33(3): 111-119

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: Objetivos La indicación de ventriculostomía endoscópica de tercer ventrículo (VET) en el tratamiento de la hidrocefalia no comunicante está extensamente aceptada. Existe controversia respecto a la indicación de un segundo procedimiento (re-VET) cuando el primero ha fallado. El objetivo de este trabajo es recoger los fallos de VET en una serie propia en los que se realizó re-VET y describir los factores relacionados con su pronóstico. Método Estudio retrospectivo de pacientes pediátricos con fallo de VET tratados mediante una re-VET entre 2003 y 2018. Se registró género, edad en primera y segunda VET, tiempo hasta fallo de primera VET, etiología de hidrocefalia, presencia previa de DVP, ETV-SS en primera y segunda VET, hallazgos intraoperatorios, éxito del segundo procedimiento y seguimiento. El resultado de ETV-SS se agrupó en puntuación alta (¿80), moderada (50-70) o baja (¿40). Se consideró fallo de procedimiento endoscópico el deterioro clínico o la ausencia de criterios radiológicos de mejoría (reducción de tamaño ventricular o presencia de artefacto de flujo de VET en área premamilar). Resultados De 97 VET realizadas en este periodo, se registraron 47 fallos, llevándose a cabo 13 re-VET. De ellas, 8 fueron clasificadas como éxito (61,53%). La re-VET fue exitosa en 4/4 casos cuya etiología fue tumoración tectal o estenosis de acueducto. En el grupo de alta puntuación ETV-SS hubo mayor porcentaje de éxito (75%) que en el grupo de moderada puntuación (40%). Nueve pacientes presentaban DVP previa a la primera VET y en ellos, el éxito fue del 66,6% frente al 50% en el grupo sin DVP previa. Todas las re-VET se llevaron a cabo sin complicaciones. En 11 de los 13 procedimientos se encontró una membrana premamilar cerrada y en los 2 casos restantes una apertura puntiforme. El seguimiento medio tras re-VET fue de 61,23 meses. Conclusión La re-VET es un procedimiento seguro y con una tasa de éxito del 61,5% en nuestra serie. La selección de pacientes debe ser cautelosa. Factores como edad, etiología y derivación previa (factores del ETV-SS) tienen influencia pronóstica. Sin embargo, existen factores concretos que indican un pronóstico favorable para re-VET, como un mayor tiempo hasta el fallo del primer procedimiento, el hallazgo de estoma cerrado/puntiforme o la pérdida de artefacto de flujo en el seguimiento con RM.

    Notas:

     

    Palabras clave: Complicaciones, Diagnóstico, Diagnóstico por imagen, España, Estudios descriptivos, Estudios observacionales, Estudios retrospectivos, Hidrocefalia, Neurocirugía, Neuroendoscopia, Neurología, Reoperación, Resultado del tratamiento, Tercer ventrículo, Tratamiento, Ventriculostomía

    ID MEDES: 169857 DOI: 10.1016/j.neucir.2021.02.001 *



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.