• 1

    Influencia de la comorbilidad en el tratamiento intrahospitalario y al alta de los pacientes con infarto de miocardio

    Medicina Clínica 2005;124(12): 447-450

    medes_medicina en español

    FÁCILA RUBIO L, NÚÑEZ VILLOTA J, BERTOMEU GONZÁLEZ V, SANCHÍS FORES J, BODI PERIS V, CONSUEGRA SÁNCHEZ L, SANJUÁN MAÑEZ R, LLÁCER ESCORIHUELA Á

    Medicina Clínica 2005;124(12): 447-450

    Tipo artículo:

    Resumen del Autor: Fundamento y objetivo: El tratamiento del paciente cardiológico varía según su comorbilidad. El índice de Charlson (ICh) y sus adaptaciones son herramientas utilizadas y contrastadas globalmente que intentan objetivar la comorbilidad de un paciente. El objetivo del presente trabajo es evaluar la influencia de la comorbilidad, cuantificada mediante el ICh, en el tratamiento intrahospitalario y farmacológico prescrito al alta hospitalaria en el infarto de miocardio con o sin elevación del segmento ST. Pacientes y método: Se estudió a 955 pacientes consecutivos ingresados en un hospital por infarto de miocardio. Se analizó la comorbilidad obtenida el primer día del ingreso mediante la aplicación del ICh, se clasificó a los pacientes en 2 subgrupos de menor o mayor comorbilidad (ICh < 2; ICh > 2) y se determinó si había diferencias entre ambos subgrupos según el tratamiento intrahospitalario y al alta. Resultados:Los pacientes ingresados por infarto agudo de miocardio sin elevación del ST e ICh superior a 2 recibieron con menor frecuencia bloqueadores beta al alta, mientras que no existen diferencias significativas en el tratamiento con inhibidores de la enzima de conversión de la angiotensina, antagonistas del calcio o estatinas. Además, se les practicaron menos procedimientos de revascularización y menos ergometrías, mientras que no hubo diferencias en la realización de ecocardiogramas. Los pacientes con elevación del segmento ST e ICh superior a 2 era menos probable que fueran tratados al alta con bloqueadores beta y estatinas, y se les realizaron menos ergometrías y ecocardiogramas, mientras que no hubo diferencias significativas en el tratamiento con inhibidores de la enzima de conversión del la angiotensina, antagonistas del calcio, trombólisis o tratamiento intervencionista (revascularización). Conclusiones: La comorbilidad presente en el momento del ingreso y cuantificada mediante el ICh condiciona de manera independiente el tratamiento intrahospitalario y el alta de los pacientes con infarto de miocardio. Hay un menor uso de técnicas invasivas, junto con una menor prescripción de bloqueadores beta al alta en los pacientes con mayor comorbilidad.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 16529



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.