• 1

    Intervencionismo percutáneo. ¿Dónde estamos y adónde vamos?

    Revista Española de Cardiología 2005;58(3): 290-300

    medes_medicina en español

    PAN M, SUÁREZ DE LEZO J, ROMERO M, SEGURA J, PAVLOVIC D, OJEDA S, MEDINA A, FERNÁNDEZ-DUEÑAS J, ARIZA J

    Revista Española de Cardiología 2005;58(3): 290-300

    Tipo artículo:

    Resumen del Autor: Este artículo tiene como objetivo resumir 2 décadas de intervencionismo coronario percutáneo. Durante este tiempo, esta modalidad terapéutica ha evolucionado más rápidamente que cualquier otra forma de tratamiento en el campo de las enfermedades cardiovasculares. Se describen los resultados del intervencionismo en la primera época, así como el incremento en la tasa de éxito primario y la reducción de complicaciones durante estos años, coincidiendo con la incorporación de los nuevos avances tecnológicos. La tasa de éxito primario al comienzo de la década de los noventa en el tratamiento percutáneo de las lesiones coronarias era del 86-88%, con una incidencia de reestenosis del 30-40%. En la actualidad, las cifras de éxito primario han aumentado a más de un 95% y la tasa de reestenosis se ha reducido a menos del 10%, incluidos muchos tipos de lesiones clásicamente consideradas complejas. La principal limitación del intervencionismo coronario actual son lesiones en las que resulta imposible acceder debido a una oclusión antigua o a tortuosidad o calcificación extrema de los segmentos proximales. Los avances tan rápidos de estos años han permitido ampliar las indicaciones de esta modalidad de revascularización y han obligado a revisar con frecuencia las guías de actuación clínica. Al mismo tiempo, resulta muy difícil analizar los estudios comparativos con otras modalidades de revascularización debido a que la metodología utilizada en estudios con 5-10 años de seguimiento ha quedado obsoleta hoy día.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 16440



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.