• 1

    Efecto de la dieta mediterránea en los valores plasmáticos de factor VII activado en personas sanas

    Revista Española de Cardiología 2005;58(3): 285-289

    medes_medicina en español

    FERNÁNDEZ DE LA PUEBLA GIMÉNEZ RA, LÓPEZ-MIRANDA J, MARÍN C, FUENTES F, PÉREZ-MARTÍNEZ P, VELASCO F, MORENO JA, PÉREZ-JIMÉNEZ F, GÓMEZ ENTERRÍA P, TORRES A, CASTRO P

    Revista Española de Cardiología 2005;58(3): 285-289

    Tipo artículo:

    Resumen del Autor: Introducción y objetivos. Numerosos estudios clínicos y epidemiológicos sugieren que el factor VII activado puede estar implicado en la patogenia de la enfermedad coronaria. Nuestro objetivo es determinar el efecto de una dieta típica mediterránea en los valores plasmáticos de dicho parámetro, cuando se compara con una dieta pobre en grasa y con una dieta rica en grasa saturada. Pacientes y métodos. Dieciséis varones sanos normolipémicos recibieron 3 dietas, durante 4 semanas cada una. La primera era rica en grasa saturada (38% grasa, 20% saturada), la segunda rica en hidratos de carbono y pobre en grasa (28% grasa, 10% saturada) y, finalmente, una dieta mediterránea (38% grasa, 22% de grasa monoinsaturada). Al final de cada período se determinaron las concentraciones plasmáticas de colesterol total, colesterol unido a lipoproteínas de baja (cLDL) y alta (cHDL) densidad, triglicéridos totales, apolipoproteína A-1, apolipoproteína B y glucosa. El factor VII activado se midió mediante un ensayo de coagulación. Resultados. La dieta rica en grasa saturada se asoció con un incremento significativo de los valores de colesterol total, cLDL, apolipoproteína A-1 y apolipoproteína B, en comparación con las otras 2 dietas. No hubo diferencias significativas entre la dieta rica en hidratos de carbono y la mediterránea para cualquiera de los parámetros lipídicos examinados. El paso de una dieta rica en grasa saturada a una dieta mediterránea produjo un descenso en los valores de FVIIa (101,5 ± 19,2 frente a 34,6 ± 15,3 mU/ml; p < 0,05). Conclusiones. La dieta mediterránea, cuando se compara con la dieta rica en grasa saturada o la rica en hidratos de carbono, disminuye las concentraciones plasmáticas del factor VII activado en varones sanos. Este fenómeno podría constituir otro mecanismo protector de la dieta mediterránea en la reducción del riesgo cardiovascular.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 16439



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.