• 1

    Infección, inflamación e ictus cerebral

    Revista Española de Cardiología 2004;4(Supl.G): 7-12

    medes_medicina en español

    AMERISO SF, RUIZ VILLAMIL A, PÉREZ BARRETO M

    Revista Española de Cardiología 2004;4(Supl.G): 7-12

    Tipo artículo:

    Resumen del Autor: La inflamación es un elemento clave en todas las fases del proceso aterosclerótico: inicio, progresión y complicaciones clínicas. Son marcadores de inflamación en la aterosclerosis la oxidación vascular de las lipoproteínas de baja densidad, la proteína C reactiva, el fibrinógeno y el factor de necrosis tumoral alfa, entre otros. Las concentraciones elevadas de proteína C reactiva se correlacionan con la presencia de enfermedad vascular. La medición de esta proteína es una herramienta útil para identificar a los sujetos en riesgo y sugiere un protagonismo clave de la inflamación antes y después del evento cerebrovascular. Los procesos infecciosos pueden ejercer un efecto proaterogénico al actuar a nivel sistémico o de forma local sobre la pared vascular. Los principales organismos que tienen una función potencial en la patogenia de la aterosclerosis son: Chlamydia pneumoniae, Helicobacter pylori, virus del herpes simple tipos 1 y 2, citomegalovirus, virus de la hepatitis A y ciertos agentes periodontales. La presencia de múltiples serologías positivas podría aumentar sustancialmente el riesgo de enfermedad vascular. Estos agentes microbianos pueden ser encontrados en lesiones ateroscleróticas coronarias y carotídeas, pero parece que están ausentes en los vasos normales. Los procesos infecciosos agudos actuarían, además, como «disparadores» del proceso isquémico en sujetos portadores de factores de riesgo «crónicos». Futuras investigaciones en los procesos de infección e inflamación podrían abrir nuevas rutas en el tratamiento de la enfermedad cerebrovascular.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 16219



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.