• 1

    Nutrición artificial en las unidades de cuidados intensivos pediátricos

    Anales de Pediatría 2005;62(2): 105-112

    medes_medicina en español

    PÉREZ-NAVERO J, DORAO MARTÍNEZ-ROMILLO P, LÓPEZ-HERCE CID J, DE LA ROSA II, PUJOL JOVER M, HERMANA TEZANOS M, DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA DE CUIDADOS INTENSIVOS PEDIÁT GD

    Anales de Pediatría 2005;62(2): 105-112

    Tipo artículo:

    Resumen del Autor: Objetivo. Estudio epidemiológico de nutrición artificial (NA) en niños críticamente enfermos. Pacientes y métodos. Durante el período de un mes se ha realizado un estudio multicéntrico, prospectivo y descriptivo de nutrición enteral (NE) y parenteral (NP) en 23 unidades españolas de cuidados intensivos, 18 pediátricas y cinco, pediátricas/neonatales. Precisaron NA 165 pacientes (21,4 %). Se analizaron los datos referentes al diagnóstico, gravedad, tratamiento, tipo de nutrición administrada y complicaciones. Resultados. El 51,4 % tenían menos de un año, el 19,4 %, entre 1 y 5 años; el 15,7 %, entre 5 y 10 años y el 13,4 %, más de 10 años. La estancia media fue 11 días. Recibieron diferentes técnicas de NE en la evolución 106 casos; de éstos, el 67,9 %, nasogástrica continua; el 27,4 %, nasogástrica intermitente; el 16 %, nasoyeyunal; y el 2,8 %, por gastrostomía. Necesitaron NP 80 casos: el 86,3 % central, y el 20 %, periférica. No existieron diferencias entre los pacientes con NE y NP con respecto al diagnóstico en unidad de cuidados intensivos pediátricos, grado de gravedad (medido mediante la escala pediátrica de riesgo de mortalidad [PRIMS-III]), técnicas de soporte intensivo, aporte calórico y duración de la nutrición. El grupo de NE precisó mayor apoyo inotrópico. Los pacientes críticos con ventilación mecánica tenían igual mortalidad con independencia del tipo de NA. Las complicaciones más frecuentes en NE fueron: 17,9 %, vómitos; 13,2 %, distensión abdominal; 11,3 %, diarrea; 4,7 %, restos gástricos; y 6,6 %, hipopotasemia. En la NP las complicaciones más destacadas fueron la infección relacionada con el catéter (5 %), tromboflebitis (1,3 %), hiponatremia (7,5 %), hipoglucemia (3,8 %), hipofosfatemia (6,3 %) e hipertrigliceridemia (3,8 %). Conclusiones. Con la nutrición enteral se consigue en el paciente críticamente enfermo aportes calóricos adecuados, con buena tolerancia por lo que debe ser, salvo contraindicaciones, el sistema de elección de la nutrición artificial.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 15943



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.