• 1

    Marcapasos temporales: utilización actual y complicaciones

    Revista Española de Cardiología 2004;57(11): 1045-1052

    medes_medicina en español

    LÓPEZ AYERBE J, VILLUENDAS SABATÉ R, GARCÍA GARCÍA C, RODRÍGUEZ LEOR O, GÓMEZ PÉREZ M, CURÓS ABADAL A, SERRA FLORES J, LARROUSSE E, VALLE V

    Revista Española de Cardiología 2004;57(11): 1045-1052

    Tipo artículo:

    Resumen del Autor: Introducción y objetivo. Los marcapasos temporales (MT) permiten el tratamiento urgente de pacientes con bradiarritmias severas. Se los utiliza en las situaciones urgentes y con frecuencia en ancianos con estado general deteriorado, inestabilidad hemodinámica y escasa colaboración. El objetivo es revisar los MT implantados en nuestro centro en los últimos 6 años y analizar sus indicaciones, incidencia y tipo de complicaciones. Pacientes y método. Se han analizado las variables clínicas significativas, la indicación, la vía de acceso, el seguimiento, las complicaciones y los días de mantenimiento del MT. Resultados. Se implantó un total de 568 MT y se pudo revisar 530 casos (edad, 74,8 ± 11 años). Las indicaciones para su implantación fueron: bloqueo auriculoventricular sintomático (51%) y profiláctico por recambio de generador (14,7%), bloqueo en la fase aguda del infarto (12,6%), bradiarritmia por intoxicación medicamentosa (12,2%), enfermedad del nodo sinusal (7,5%) e intervalo QT largo o taquicardia ventricular (2,5%). Se colocaron por la vena femoral en el 99% de los casos. La duración del MT fue de 4,2 días (rango, 1-31 días). Requirieron un marcapasos definitivo 369 pacientes (69,6%). En cuanto a las complicaciones, se produjo el fallecimiento de 34 pacientes (6,4%), aunque sólo en 3 fue atribuible al MT. En 98 pacientes (18,5%) se observaron otras complicaciones severas, entre ellas, disfunción del MT en 48 pacientes (9%) por movilización del electrocatéter. Conclusiones. Los MT se emplean con frecuencia en ancianos con bradiarritmia extrema y, en ocasiones, infarto agudo de miocardio. Las complicaciones graves son frecuentes (22%) y se puede producir desde un hematoma femoral hasta un taponamiento cardíaco o incluso la muerte (6%). En un 9% de los casos, el electrodo debe ser recolocado por fallo del sensado o de la captura ventricular.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 15322



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.