• 1

    Coagulación intravascular diseminada: una complicación de la inducción del parto con prostaglandinas

    Progresos de Obstetricia y Ginecología 2004;47(10): 453-465

    medes_medicina en español

    BEDOYA C, GAITÁN N, GONZÁLEZ J

    Progresos de Obstetricia y Ginecología 2004;47(10): 453-465

    Tipo artículo:

    Resumen del Autor: Objetivos: Estudiar 12 casos de coagulación intravascular diseminada (CID), que se produjeron en relación con el uso de la prostaglandina E2 (PgE2) por vía endocervical para la inducción del parto. Sujetos y métodos: Durante el período transcurrido entre septiembre de 1995 y marzo de 2003, se practicaron 4.013 inducciones del parto con PgE2 intracervical en gestaciones a término. Los datos clínicos y los estudios de coagulación de la sangre fueron conclusivos para hacer el diagnóstico de CID. Resultados: La frecuencia de esta complicación es relativamente baja, 3 x 1.000 inducciones, pero su morbilidad es importante (50% de histerectomías). El marcador más significante de la discrasia sanguínea fueron los valores altos en suero del dímero D. El estudio anatomopatológico de las piezas extirpadas reveló una lesión del canal cervical en todos los casos. No hallamos evidencia de que el paso de líquido amniótico a la circulación sanguínea materna haya desencadenado la CID. Conclusión: Estos 12 casos de CID presentados después de la aplicación intracervical del gel de PgE2 se atribuyen al paso de factor tisular a la circulación sanguínea, o incluso a una respuesta inmunológica por el paso del mismo gel de prostaglandina a través del tejido epitelial al cervical. La posibilidad de que el líquido amniótico haya causado la CID se considera altamente improbable, y el éxito de la histerectomía (6 ocasiones) como recurso último para controlar la hemorragia, se añade en contra de la embolia de líquido amniótico como causa desencadenante.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 14989



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.