• 1

    La lesión hepática es infrecuente en los pacientes con isquemia mesentérica crónica

    Angiología 2019;71(2): 52-56

    medes_medicina en español

    ANSUÁTEGUI VICENTE M, CASES PÉREZ C, COMANGES YÉBOLES A, GÓMEZ-ARBELÁEZ D, REVULETA SUERO S, GONZÁLEZ-FAJARDO JA

    Angiología 2019;71(2): 52-56

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: Introducción: la isquemia mesentérica crónica (IMC) suele cursar con dolor abdominal posprandial, pérdida de peso y estados de malnutrición, pero se desconoce si existe algún grado de daño hepático. Objetivo: evaluar nuestra experiencia con el tratamiento de IMC y valorar el funcionamiento hepático en este tipo de pacientes. Material y métodos: diseño un estudio retrospectivo en el que se analizaron los pacientes con isquemia gastrointestinal crónica en los últimos 5 años. Se excluyeron los pacientes con enfermedad hepática conocida. El daño hepático se definió como una elevación de las enzimas hepáticas superiores al rango de normalidad de laboratorio. Se analizaron las variables demográficas, el tipo de lesión, el tratamiento y las pruebas de función hepática preoperatorias y posoperatorias. El protocolo de seguimiento incluyó la valoración clínica y la evaluación con ecografía Doppler de los vasos tratados. Se usó una estadística descriptiva. Resultados: entre enero de 2011 y marzo de 2018 se identificaron 7 pacientes con IMC. Todos presentaban arteriopatía crónica e ingresaron por clínica típica de isquemia gastrointestinal. La HTA fue común en estos pacientes pluripatológicos (6,85,7%). El número de vasos afectados fueron 2 en 3 pacientes (42,9%) y de 3 en 2 (28,6%). La lesión esteno-oclusiva se localizó en la arteria mesentérica superior (AMS) en todos los casos y en el tronco celíaco (TC) en 5 casos (71,4%). Todos los pacientes fueron tratados endovascularmente con éxito, y se aplicaron 6 stents en AMS y 3 en TC. La calcinosis aórtica fue un hallazgo común y una gran red de arterias (gastroduodenal y pancreáticoduodenales) mantuvieron la perfusión hepática. No hubo complicaciones asociadas al procedimiento. Ningún paciente mostró alteraciones enzimáticas y las transaminasas (GPT/GOT) permanecieron estables antes y después de la operación. Un paciente falleció por cardiopatía isquémica (14,3%). Conclusiones: aunque los pacientes con IMC presentan un riesgo cardiovascular elevado y alteraciones gastrointestinales severas, el sufrimiento isquémico hepático no es común debido a la perfusión colateral. La recanalización endovascular de un solo vaso (AMS) es sufi ciente para obtener la mejoría clínica y la resolución del cuadro clínico.

    Notas:

     

    Palabras clave: Cirugía vascular, Complicaciones, Estudios descriptivos, Estudios observacionales, Estudios retrospectivos, Insuficiencia hepática, Isquemia mesentérica, Tratamiento

    ID MEDES: 144764



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.