• 1

    Osteoporosis, densidad mineral ósea y complejo CKD-MBD (II): implicaciones terapéuticas

    Nefrología 2019;39(3): 227-242

    medes_medicina en español

    BOVER J, UREÑA-TORRES P, LAIZ ALONSO AM, TORREGROSA J, RODRÍGUEZ-GARCÍA M, CASTRO-ALONSO C, GÓRRIZ JL, BENITO S, LÓPEZ-BÁEZ V, LLORET CORA MJ, CIGARRÁN S, DA SILVA I, SÁNCHEZ-BAYÁ M, MATEU ESCUDERO S, GUIRADO L, CANNATA-ANDÍA J

    Nefrología 2019;39(3): 227-242

    Tipo artículo: Revisión

    Resumen del Autor: La osteoporosis (OP) y la enfermedad renal crónica (ERC) influyen independientemente en la salud ósea. Numerosos pacientes con ERC presentan una disminución de densidad mineral ósea (DMO), un elevado riesgo de fracturas por fragilidad ósea y un incremento de su morbimortalidad. Con el envejecimiento de la población estos hechos no son dependientes solo de la «osteodistrofia renal» sino también de la OP asociada. Dado que la DMO tiene capacidad predictiva en pacientes con ERC (parteI), ahora analizaremos las implicaciones terapéuticas derivadas. Análisis post hoc de estudios aleatorizados han mostrado que fármacos como alendronato, risedronato, raloxifeno, teriparatida o denosumab tienen una eficacia comparable a la población general en pacientes con una disminución leve-moderada del filtrado glomerular (especialmente ERC-3). Estos estudios tienen limitaciones, pues incluyen mayoritariamente mujeres «sanas», sin diagnóstico conocido de ERC y habitualmente con parámetros normales de laboratorio; sin embargo, también existen datos positivos preliminares en estadios más avanzados (ERC-4) y más limitados en ERC-5D. Por todo ello, al menos en ausencia de alteraciones significativas del metabolismo mineral (i.e., hiperparatiroidismo severo), el beneficio potencial de dichos fármacos debería ser considerado en pacientes que presenten un riesgo de fractura elevado o muy elevado. Es novedad importante que las nuevas guías no condicionan su uso a la práctica de una biopsia ósea previa y que el beneficio/riesgo de estos fármacos podría estar justificado. Sin embargo, debemos considerar que la mayoría de estudios no son consistentes y tienen un bajo grado de evidencia, por lo que la indicación farmacológica (riesgo/beneficio) debe ser individualizada y prudente.

    Notas:

     

    Palabras clave: Bifosfonatos, Denosumab, Densidad ósea, Enfermedad renal crónica, Nefrología, Osteoporosis, Revisión, Romosozumab, Tratamiento

    ID MEDES: 144040 DOI: 10.1016/j.nefro.2018.10.009 *



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.