• 1

    Vigilancia tras resección de pólipos de colon y de cáncer colorrectal. Actualización 2018

    Gastroenterología y Hepatología 2019;42(3): 188-201

    medes_medicina en español

    MANGAS-SANJUÁN C, JOVER R, CUBIELLA J, MARZO-CASTILLEJO M, BALAGUER F, BESSA X, BUJANDA L, BUSTAMANTE M, CASTELLS A, DÍAZ-TASENDE J, DÍEZ-REDONDO P, HERRÁIZ M, MASCORT-ROCA JJ, PELLISÉ M, QUINTERO E

    Gastroenterología y Hepatología 2019;42(3): 188-201

    Tipo artículo: Revisión

    Resumen del Autor: La evidencia disponible para estratificar el riesgo de presentar un cáncer colorrectal metacrónico tras la extirpación de pólipos colorrectales y determinar los intervalos de vigilancia es limitada y se basa en estudios observacionales. No obstante, a la espera de nuevas evidencias, es necesario unificar los criterios del seguimiento endoscópico en nuestro medio. Por ello, desde las principales sociedades científicas involucradas en el manejo de estos pacientes, como son la Asociación Española de Gastroenterología, la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria, la Sociedad Española de Endoscopia Digestiva y el Grupo de Cribado de Cáncer Colorrectal de la Sociedad Española de Epidemiología, se ha creado este documento de consenso, que se encuentra incluido en el capítulo 10 de la «Guía de Práctica Clínica de Diagnóstico y Prevención del Cáncer Colorrectal. Actualización 2018».A continuación, se presentarán importantes novedades respecto a la edición previa publicada en 2009. En primer lugar, se establecen situaciones que requieren y no requieren vigilancia endoscópica y se elimina la necesidad de realizar seguimiento en individuos que no presentan un riesgo especial de cáncer de colon metacrono. En segundo lugar, se establecen recomendaciones de vigilancia endoscópica en individuos con pólipos serrados. Finalmente, a diferencia de la edición anterior, se dan recomendaciones de vigilancia endoscópica en individuos intervenidos por cáncer colorrectal. Paralelamente, supone un avance sobre la guía europea de calidad en el cribado del cáncer colorrectal, ya que elimina la división entre grupo de riesgo medio y grupo de riesgo alto, lo que supone la eliminación de una proporción considerable de colonoscopias de vigilancia precoz. Finalmente, se dan recomendaciones claras sobre la ausencia de necesidad de seguimiento en el grupo de riesgo bajo, para el que la guía europea mantenía cierta ambigüedad.

    Notas:

     

    Palabras clave: Colonoscopia, Gastroenterología, Guías de práctica clínica, Hepatología, Neoplasias Colorrectales, Profilaxis y prevención, Vigilancia sanitaria

    ID MEDES: 143709 DOI: 10.1016/j.gastrohep.2018.11.001 *



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.