• 1

    Manejo de quemaduras faciales de segundo grado con membrana amniótica preservada en glicerol 85%

    Cirugía Plástica Iberolatinoamericana 2018;44(4): 401-408

    medes_medicina en español

    GAVIRIA CASTELLANOS JL, GÓMEZ-ORTEGA V, GUERRERO-SERRANO L

    Cirugía Plástica Iberolatinoamericana 2018;44(4): 401-408

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: Introducción y Objetivo. El 70% de los grandes quemados presentan compromiso de la cara y su tratamiento quirúrgico depende de la profundidad de la quemadura; generalmente, en las de espesor profundo se indica escisión tangencial temprana y cobertura inmediata una vez el paciente se encuentre reanimado; en las de espesor parcial se indica dermoabrasión y cobertura con diferentes agentes tópicos, apósitos sintéticos o biológicos. Sin embargo, las curaciones con agentes tópicos son dolorosas y frecuentes, y muchos de los apósitos sintéticos y biológicos son costosos y poco accesibles para algunos sistemas de salud. El objetivo de este estudio es evaluar el uso de membrana amniótica preservada en glicerol como apósito biológico temporal en el tratamiento de quemaduras faciales de segundo grado, superficial y profundo. Material y Método. Estudio descriptivo observacional prospectivo mediante serie de 53 casos consecutivos. Empleamos como cobertura temporal membrana amniótica preservada en glicerol al 85% procedente del Banco de Tejidos del Instituto Distrital de Ciencia, Biotecnología e Innovación en Salud (IDCBIS) de la Secretaría de Salud de Bogotá (Colombia), en forma expuesta, inmediatamente después de dermoabrasión mecánica en pacientes con quemaduras faciales de espesor parcial superficial y profundo. Resultados. Con una sola aplicación, sin necesidad de ningún tipo de tópicos y vendajes secundarios, los pacientes epitelizaron entre el 5 y el 10° día sin graves secuelas cicatriciales; algunos tuvieron un periodo de hospitalización superior a 10 días debido a mayor extensión con compromiso de otras áreas corporales; ningún paciente presentó infección y todos manifestaron ausencia de dolor postoperatorio. Conclusiones. El uso de membrana amniótica como apósito biológico temporal en el tratamiento de las quemaduras faciales de espesor parcial superficial y profundo es un recurso económico, efectivo y accesible en países que cuentan con disponibilidad del banco de piel. Su aplicación tras dermoabrasión evitó la realización de curaciones diarias, controló el dolor y promovió la epitelización de la zona quemada.

    Notas:

     

    Palabras clave: Cara, Cirugía plástica, Estudios descriptivos, Estudios observacionales, Estudios prospectivos, Glicerol, Membrana amniótica, Quemaduras

    ID MEDES: 141644



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.