• 1

    Perturbaciones de la intencionalidad en la esquizofrenia y en la depresión

    Actas Españolas de Psiquiatría 2018;46(6): 234-241

    medes_medicina en español

    DOERR-ZEGERS O, DÖRR-ÁLAMOS A

    Actas Españolas de Psiquiatría 2018;46(6): 234-241

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: Luego de definir ese elemento fundamental de la vida psíquica que es la intencionalidad, basándose en descripciones originales de Franz Brentano y Edmund Husserl, los autores intentan mostrar la forma en que este fenómeno se altera respectivamente en la esquizofrenia y en la depresión. Para comprender lo que ocurre al respecto en la esquizofrenia es necesario primero detenerse en lo que Husserl llamara “la conciencia del tiempo interior o inmanente”. La corriente de la conciencia no es una mera sucesión de “ahoras”, sino de un proceso de auto-organización dinámica, que se va desarrollando a medida que se escucha, por ejemplo, una conferencia o una melodía. La persistencia en mí del pasado es lo que Husserl llamó retentio, mientras que a esa permanente anticipación del porvenir la llamó protentio. El arco intencional sería lo que conecta el comienzo y el final de una frase o de una melodía. Este arco intencional se mantendrá más tenso mientras mayor sea la potencia de la meta de mi discurso y mi capacidad de excluir asociaciones inadecuadas. Thomas Fuchs ha comparado esta función protentiva con un cono, cuyo punto de partida es el ahora. Mientras más ordenado es el pensar y/o hablar, más delgada será la superficie del cono. En la esquizofrenia este cono se amplía y entonces aparece lo que Bleuler llamara “asociaciones laxas”, Cameron “sobre-inclusión” y Peters “perturbación del campo de la palabra”. En trabajos anteriores uno de los autores (O. D. Z.) ha desarrollado la idea que el denominador común a todas las perturbaciones del pensamiento y/o lenguaje de la esquizofrenia sería la pérdida del carácter dialógico, por cuanto contexto significa en último término cotexto, texto en común, acuerdo. Thomas Fuchs piensa que no solo la alteración del pensamiento es una consecuencia de la perturbación de la intencionalidad, sino también el resto de los síntomas de la esquizofrenia. Y así, en el humor delirante habría una “retracción” del arco intencional y en las ideas paranoídes, una inversión de la intencionalidad y entonces el paciente, en lugar de estar activamente pensando, percibiendo y actuando, se transforma en víctima de las percepciones y acciones de los otros. Por último, este debilitamiento de la intencionalidad viene a explicar también el entorpecimiento del “camino de la vida” de estos pacientes. En el caso de la melancolía, la perturbación de la intencionalidad se presentaría en primer lugar en el “no-poder” o inhibición (uno de los síntomas fundamentales de esta enfermedad) y que von Gebsattel, con su concepto de la Werdenshemmung (inhibición del llegar a ser), considerara como la raíz de todas las manifestaciones depresivas. La perturbación de la intencionalidad se nos muestra también en otro fenómeno que tiene que ver con la temporalidad, cual es la incapacidad de anticipar. Pero también los otros fenómenos fundamentales de esta enfermedad pueden ser vistos como una perturbación de la intencionalidad. Así, en lo que nosotros hemos llamado “cosificación” o “crematización” (1980) y Fuchs “corporalización” (2005), al perder su cuerpo su transparencia, el sujeto no puede proyectarse hacia la acción y hacia el futuro. Por último, el tercer fenómeno fundamental de la melancolía, cual es la alteración, inversión o suspensión de los ritmos biológicos, es temporal por definición y al constituir la base de la anticipación, no cabe sino que su compromiso se traduzca en una severa perturbación de la intencionalidad.

    Notas:

     

    Palabras clave: Depresión, Esquizofrenia, Psiquiatría

    ID MEDES: 141278



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.