• 1

    VIH en España 2017: políticas para una nueva gestión de la cronicidad más allá del control virológico

    Revista Española de Salud Pública 2018;92(1): e1-e9

    medes_medicina en español

    GOL-MONTSERRAT J, DEL LLANO JE, DEL AMO J, CAMPBELL C, NAVARRO G, SUÁREZ I, TEIRA R, BRAÑAS F, SERRANO-VILLAR S, MORENO S, MORILLO R, FERNÁNDEZ E, MARCO MP, BLANCH J, CASTAÑO M, PUJOL F, FUSTER MJ, HERNÁNDEZ JS, GARCÍA-GOÑI M, NUÑO-SOLINÍS R, ELIZONDO N

    Revista Española de Salud Pública 2018;92(1): e1-e9

    Tipo artículo: Revisión

    Resumen del Autor: El análisis de las bases de datos disponibles relacionadas con VIH/ SIDA confirma un cambio de paradigma en la esperanza de vida del paciente: ahora el VIH se ha convertido en una enfermedad crónica, con la que los pacientes están envejeciendo. No obstante, este avance se acompaña de una contraparte negativa: debido al incremento en el número de años de vida ganados, se da una prevalencia de comorbilidades mayor a la de la población general y a una edad más temprana. Reducir el riesgo asociado a todas las comorbilidades que puede desarrollar el paciente con VIH/SIDA mientras envejece debe ser hoy en día un objetivo de salud, que se suma a los objetivos tradicionales que hasta ahora formaban parte de la estrategia para reducir el impacto de la infección por el VIH. En el caso específico de la mujer, además es necesario formar a las mujeres peri y postmenopáusicas para incrementar sus habilidades y su motivación para el cuidado de su salud; también es muy importante que se examine el rol que puede tener la terapia de reemplazo hormonal en la reducción de sus síntomas.

    Notas: Publicado el 6 de septiembre de 2018.

     

    Palabras clave: Comorbilidad, Envejecimiento, España, Gestión clínica, Política de salud, Salud pública, Síndrome de inmunodeficiencia adquirida, VIH

    ID MEDES: 139909



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.