• 1

    La cambiante epidemiología del tabaquismo: Barcelona, 2000-2001

    Revista Clínica Española 2004;204(6): 312-316

    medes_medicina en español

    VILLALBÍ JR, TOMÁS Z, LÓPEZ MJ, RODRÍGUEZ PERALES M, NEBOT M

    Revista Clínica Española 2004;204(6): 312-316

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: Fundamento. En los últimos años se han producido diversas iniciativas de prevención y cambios sociales que deberían tener un impacto en la epidemiología del tabaquismo en nuestro medio. Sin embargo, su efecto real es poco conocido debido a cambios metodológicos en las encuestas poblacionales existentes. En este trabajo se analizan los datos sobre tabaquismo de la encuesta de salud de la ciudad de Barcelona obtenidos en la última ronda (ESBA 2000-2001), con referencia a la información acumulada en 18 años desde su inicio en 1983. Método. La ESBA 2000-2001 es una encuesta de salud por entrevista realizada sobre una muestra ponderada de 10.030 personas. Se presentan los datos relativos al consumo de tabaco para las personas de 15 y más años de edad incluidas en la encuesta, estratificando por edad, sexo y clase. Se presentan también variables de contexto del consumo y se analiza el abandono del tabaco entre las personas que han fumado. Resultados. La proporción de fumadores diarios en la población mayor de 14 años es de 29%, mientras que la de ex fumadores es de 21% y hay un 2,2% de fumadores ocasionales. La prevalencia es máxima en el grupo de 35 a 44 años, para reducirse drásticamente después. El análisis estratificado por edad, sexo y categoría ocupacional muestra interesantes diferencias entre los fumadores diarios. Entre los varones se aprecia un claro gradiente según categoría ocupacional. Entre las mujeres la situación es más compleja. El fumador típico se inició a los 17 años y consume ahora 16 cigarrillos diarios. El consumo es algo mayor para los varones y máximo en el grupo de 35-44 años. Dos tercios de los fumadores (65,7%) dicen querer dejar de fumar, y más de un tercio (36%) lo ha intentado el último año. Casi la mitad (48,1%) han recibido de su médico el consejo de dejarlo. A uno de cada cuatro (24,9%) le han pedido que deje de fumar en algún lugar. Casi la mitad viven sin otros fumadores en casa y apenas un tercio trabajan sin estar en contacto con otros fumadores. La proporción de abandonos crece con la edad en ambos sexos, y hoy apenas hay diferencias en la probabilidad de dejar de fumar cuando los datos se estratifican por grupos de edad. Conclusiones. Estos resultados muestran el cambiante patrón de la epidemiología tabáquica en Barcelona: fumar ya no es la conducta mayoritaria en ningún grupo de edad y sexo, y el único grupo social en el que fuma más de la mitad de sus miembros son los trabajadores varones no cualificados entre los 25 y 44 años de edad. Esta situación se ha producido a expensas de dos procesos: una importante proporción de abandonos precoces, visible ya en los adultos jóvenes, y un inicio del hábito menor. No se aprecian diferencias reales entre géneros en cuanto a la probabilidad de dejar de fumar. Estos datos corrigen recientes estimaciones que podían estar influidas por cambios metodológicos en los instrumentos utilizados.

    Notas:

     

    Palabras clave: Epidemiología, España, Tabaco, Tabaquismo

    ID MEDES: 13622



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.