• 1

    Costes socioeconómicos de las enfermedades mentales en las Islas Canarias en 2002

    Atención Primaria 2004;34(1): 32-37

    medes_medicina en español

    LÓPEZ-BASTIDA J, SERRANO-AGUILAR P, DUQUE-GONZÁLEZ B

    Atención Primaria 2004;34(1): 32-37

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: Objetivo. Evaluar el impacto económico, en términos de costes directos e indirectos, de las enfermedades mentales en Canarias durante el año 2002. Diseño. El enfoque que se ha utilizado es el método del coste de la enfermedad. Los costes directos e indirectos se han estimado utilizando los costes de la prevalencia, es decir, los costes que se originan durante el año 2002. Se ha utilizado el enfoque de la teoría del capital humano. Emplazamiento. Comunidad Autónoma Canaria, incluyendo atención primaria y atención especializada. Participantes. Pacientes con enfermedades mentales. Mediciones principales. Costes directos sanitarios (costes de las hospitalizaciones, consultas externas, atención primaria y fármacos). Costes indirectos (mortalidad anticipada, incapacidad temporal e incapacidad permanente). Resultados. Los costes totales de las enfermedades mentales ascendieron a 189,59 millones de euros. Los costes directos sanitarios fueron de 81,67 millones de euros, el 43% de los costes totales y el 5,2% del gasto sanitario público en esta autonomía. Los costes indirectos ascendieron a 107,92 millones de euros, el 57% del total. Conclusiones. A pesar de haberse adoptado un enfoque conservador, el elevado coste socioeconómico de las enfermedades mentales nos ayuda a definir mejor la dimensión del problema para establecer prioridades, además de iniciar un camino hacia estudios de coste-efectividad que permitan un debate más transparente sobre esta cuestión.

    Notas:

     

    Palabras clave: Atención Primaria de salud, Costes y análisis de costes, España, Trastornos mentales

    ID MEDES: 13478



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.