• 1

    Vigilancia epidemiológica de la intoxicación aguda en el Área Sur de la Comunidad de Madrid: Estudio VEIA 2000

    Anales de Medicina Interna 2004;21(2): 62-68

    CABALLERO VALLÉS PJ, DORADO POMBO S, JEREZ BASURCO B, MEDINA SANPEDRO M, BRUSÍNT OLIVARES B

    Anales de Medicina Interna 2004;21(2): 62-68

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: Objetivo: Extensos estudios observacionales sobre intoxicaciones agudas (IA) permiten detectar cambios de tendencia imprescindibles para diseñar actuaciones preventivas. VEIA es un estudio evolutivo de las IA atendidas en Urgencias del Hospital 12 de Octubre de Madrid en periodos anuales completos [1979 (1,2), 1985 (3), 1990 (4), 1994 (5) y 1997 (6)], presentamos el 2000 y comparamos los resultados con los previos. Métodos y resultados: El método se mantiene idéntico. 1.128 IA 88% voluntarias. 451 intentos de suicidio. Las benzodiazepinas son el 44% de los medicamentos; El alcohol el 75% de los tóxicos no farmacológicos y las drogas el 19%. Conclusiones: En las mujeres aumentan las IA por alcohol y drogas y disminuyen los intentos de suicidio, ello supone una aproximación de los roles hombre/mujer. Hay un envejecimiento en los IS (¿se ¿pasa de moda¿ suicidarse entre los jóvenes?) y advertimos dos pautas: IS con medicamentos con 0,1% de mortalidad y por no-medicamentos con 3%. Dos de cada cinco hombres con IS son adictos. Disminuyen las benzodiazepinas, el paracetamol sustituye a la Aspirina y los AINE a los restantes analgésicos. El alcohol es el tóxico no-farmacológico predominante, pero disminuye un 11%. Las drogas, que ahora superan a los venenos tradicionales (gases, disolventes, etc.) suponen un 40% más que en 1997. Al comparar 1994 y 2000, la heroína no cambia pero la cocaína pasa de 13 casos a 67 y las anfetaminas tipo MDMA crecen de modo geométrico.

    Notas:

     

    Palabras clave: Intento de suicidio, Intoxicación

    ID MEDES: 13284



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.