• 1

    Utilización de la rehidratación oral en urgencias. Encuesta nacional

    Anales de Pediatría 2004;60(3): 243-248

    medes_medicina en español

    ESPAÑOLA DE URGENCIAS DE PEDIATRÍA S

    Anales de Pediatría 2004;60(3): 243-248

    Tipo artículo:

    Resumen del Autor: Objetivos: Analizar la actitud de los pediatras de urgencias frente a la deshidratación aguda, valorar sus conocimientos teóricos sobre rehidratación oral, conocer las situaciones en que creen indicada la rehidratación oral y su uso en la práctica habitual, y averiguar los inconvenientes para la utilización de dichas soluciones en urgencias. Material y método: Elaboración de una encuesta, adaptada a partir de diversos trabajos similares, que evalúa aspectos teóricos y prácticos sobre la rehidratación, con distribución a 23 centros en España. Resultados: Se incluyeron 290 encuestas. El 59,3 % de los encuestados utilizan muchas veces la rehidratación oral en la deshidratación aguda y el 10,3 % no la utilizan nunca. El 100 % la emplean en la deshidratación leve (79,3 % si se asocia a vómitos), el 70,3 % en la deshidratación moderada con vómitos y el 22,8 % si además existe diarrea moderada. Los principales inconvenientes para la rehidratación oral son la presión asistencial (34,2 %), la falta de espacio (16,6 %) y la desconfianza de la familia (16,2 %). El 64,1 % utilizan la rehidratación oral a cualquier edad, pero el 17,2 % sólo la utilizan en mayores de 3 meses. El 3,8 % consideran los vómitos una contraindicación, el 26,9 % consideran el uso de antieméticos y el 73,8 % de la sonda nasogástrica para mejorar la tolerancia en caso de vómitos. Conclusiones: La rehidratación oral está ampliamente aceptada, pero parece aconsejable mejorar en el conocimiento de sus indicaciones y técnicas de aplicación. Los vómitos y/o una deshidratación moderada son los principales aspectos clínicos que inducen a renunciar a su utilización; en el caso de la infraestructura en urgencias el principal inconveniente es la falta de tiempo y la presión asistencial. La sonda nasogástrica se valora como opción para evitar la perfusión intravenosa. Es necesario elaborar y aplicar pautas de utilización que permitan disminuir obstáculos como la falta de tiempo o la desconfianza de la familia.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 13124



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.