• 1

    Glucocorticoides inhalados y agonistas β<sub>2</sub>-adrenérgicos inhalados de larga duración

    Anales de Pediatría 2004;60(Monogr 2): 64-68

    medes_medicina en español

    GARCÍA HERNÁNDEZ G

    Anales de Pediatría 2004;60(Monogr 2): 64-68

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: A la luz de los conocimientos actuales, el asma se considera una enfermedad inflamatoria crónica de la vía aérea, para cuyo tratamiento se emplean fármacos que revierten los síntomas agudos (agonistas ²2 inhalados) y medicamentos que luchan contra la inflamación. En este sentido, y en primera línea, se sitúan los glucocorticoides inhalados (GCI), capaces de controlar a la mayoría de los pacientes con asma persistente. Sus efectos secundarios, aunque menores que cuando se emplea la vía sistémica, obligan a ajustar la dosis para emplear la menor que logre el mejor control. Si esto no se logra, es preferible añadir fármacos, como los agonistas ²2 de larga duración (salmeterol o formoterol), que, además de prolongar sus efectos broncodilatadores durante 12 h, refuerzan la acción antiinflamatoria de los GCI. La posibilidad de administrar ambos tipos de medicamentos en un solo dispensador facilita el cumplimiento del paciente y mejora los resultados.

    Notas:

     

    Palabras clave:

    ID MEDES: 13082



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.