• 1

    Disruptores endocrinos y cáncer de próstata

    Archivos Españoles de Urología 2017;70(3): 331-335

    medes_medicina en español

    SÁNCHEZ DE BADAJOZ E, LAGE-SÁNCHEZ JM, SÁNCHEZ-GALLEGOS P

    Archivos Españoles de Urología 2017;70(3): 331-335

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: OBJETIVOS: Aunque el cáncer de próstata es, probablemente, el cáncer más frecuente en el varón, se conoce poco acerca de su etiología. Existen claras variaciones en la incidencia de cáncer de próstata entre las poblaciones de distintos países. Estas variaciones podrían explicarse por las diferencias en el estilo de vida y por una posible asociación con un conjunto de sustancias capaces de intervenir en el origen de la enfermedad. MÉTODOS: La razón por la que el estilo de vida puede ser causa del cáncer de próstata está relacionada con los disruptores endocrinos. Éstos son un grupo de sustancias químicas que pueden imitar o alterar la señalización hormonal. Dichos disruptores son capaces de ejercer su efecto a dosis muy bajas y actúan insidiosamente a lo largo de los años, incluso pudiendo trasmitir su efecto de una generación a la siguiente. El colesterol es un precursor esencial en la síntesis de andrógenos, estrógenos y otras sustancias activas en el cáncer de próstata. El colesterol es un elemento central en el metabolismo de los lípidos, la respuesta inflamatoria y otros elementos implicados en la formación y progresión del cáncer. Concentraciones altas de colesterol pueden dar lugar a la acumulación de andrógenos en las células tumorales. Además, los disruptores endocrinos han sido identificados como responsables de procesos relacionados con la fertilidad, malformaciones genitales y varios cánceres hormonodependientes. Los disruptores ya identificados incluyen dietilestilbestrol, diclorodifeniltricloroetano (DDT), bifenilos policlorados y dioxinas. RESULTADOS: Aunque aún no se ha encontrado en humanos una asociación directa y clara entre la mayoría de los disruptores endocrinos y el cáncer de próstata, la evidencia sugiere que una dieta inadecuada y el contacto con ciertos agentes tóxicos predisponen a la enfermedad. Se sabe que estos disruptores son especialmente relevantes en determinados momentos de la vida, como durante el embarazo, las etapas neonatales y la pubertad. CONCLUSIONES: El problema con estos agentes tóxicos es que sus peculiaridades y el modo de actuar en el tiempo dificultan su estudio. Sin embargo, dada su importancia, debería fomentarse su investigación.

    Notas:

     

    Palabras clave: Cáncer de próstata, Colesterol, Disruptores endocrinos, Obesidad, Revisión, Urología

    ID MEDES: 120598



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.