• 1

    Pancreatitis crónica

    Dolor. Investigación Clínica & Terapéutica 2016;31(3): 104-108

    medes_medicina en español

    SALVADOR MORENO E, RAMÍREZ-PAESANO CR

    Dolor. Investigación Clínica & Terapéutica 2016;31(3): 104-108

    Tipo artículo: Revisión

    Resumen del Autor: Más que combatir el dolor como un enemigo al que no se debe dar tregua ni cuartel, debemos buscar la causa que originó dicho dolor. En lo que se refiere al dolor abdominal –agudo o crónico–, esta premisa debe ser la que comande nuestra toma de decisiones. Intentar erradicar el dolor sin conocer su etiología podría no solo resultar contraproducente, sino traer consigo resultados irreparables y nefastos1. Dentro de los posibles causales del dolor abdominal se encuentra la pancreatitis crónica (PC). Ésta es una enfermedad inflamatoria progresiva donde el parénquima pancreático es sustituido por tejido fibroso que conduce a una pérdida de las células acinares y de los islotes de Langerhans. La incidencia de PC está aumentando en todo el mundo. Se caracteriza por ser un dolor abdominal difuso, de mediana a gran intensidad que no se condice con la gravedad ni con el tiempo del padecimiento. El dolor persistente, en muchos pacientes, determina su ingreso hospitalario en algún momento de su enfermedad. El manejo de pacientes con PC debe incluir las medidas de apoyo general con vigilancia estrecha, esfuerzos para limitar las complicaciones, un tratamiento apropiado si ocurren complicaciones y la prevención de recurrencias. La PC es una enfermedad de tal variabilidad que no puede ser tratada de manera efectiva siguiendo ciegamente cualquier conjunto de recomendaciones. El presente capítulo intenta mostrar una alternativa para el manejo del dolor y el diagnóstico de su etiología.

    Notas:

     

    Palabras clave: Dolor, Dolor abdominal, Enfermedades crónicas, Pancreatitis, Tratamiento

    ID MEDES: 117072



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.