• 1

    Regular el juego para prevenir la adicción: hoy más necesario que nunca

    Adicciones 2016;28(3): 174-181

    medes_medicina en español

    CHÓLIZ M, SÁIZ-RUIZ J

    Adicciones 2016;28(3): 174-181

    Tipo artículo: Revisión

    Resumen del Autor: En mayo de 2013 apareció la quinta edición de la clasificación de los trastornos mentales (DSM-5) de la American Psychiatric Association (APA, 2013), en la cual se incluye el trastorno de juego dentro de la categoría de trastornos adictivos, que es algo que era demandado desde hace décadas desde los ámbitos clínicos, sociales y científicos. El juego de azar, que según la propia APA tiene la misma consideración que las drogas o el alcohol en cuanto a la activación de los circuitos cerebrales de recompensa y a las consecuencias clínicas del trastorno del juego, no tiene, sin embargo, esa consideración desde el principal ámbito desde donde se debe llevar a cabo la prevención de la adicción, que es en los poderes públicos. El trabajo que presentamos es una propuesta de regulación del juego para llevar a cabo desde la Administración mediante acciones de gobierno que competen a diferentes niveles de la misma (estatal, autonómico e incluso local), con el objetivo final de prevenir la adicción al juego. Dicha propuesta ha sido presentada tanto a la Dirección General de Ordenación del Juego como a la Cámara del Congreso de los Diputados, esta última en el marco de la Comisión Mixta Congreso-Senado para el Estudio del Problema de las Drogas. En este trabajo se defiende la propuesta de regulación desde la evidencia que proporcionan los estudios científicos en materia de prevención de las adicciones.

    Notas:

     

    Palabras clave: Conducta adictiva, Legislación, Ludopatía

    ID MEDES: 113933



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.