• 1

    Los polimorfismos de nucleótido único y los haplotipos de la región 3’UTR del gen GATA4 contribuyen al riesgo genético de cardiopatía congénita

    Revista Española de Cardiología 2016;69(8): 760-765

    medes_medicina en español

    PULIGNANI S, VECOLI C, SABINA S, FOFFA I, AIT-ALI L, ANDREASSI MG

    Revista Española de Cardiología 2016;69(8): 760-765

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: Introducción y objetivos : Los polimorfismos de nucleótido único situados en un lugar de unión de microácidos ribonucleicos (miARN) pueden tener diferentes efectos en la expresión génica, y ello puede influir en el riesgo de enfermedad. Este estudio tiene como objetivo evaluar la asociación existente entre los polimorfismos de nucleótido único y los haplotipos presentes en la región 3?UTR del gen GATA4 y el riesgo de cardiopatía congénita. Métodos : Se utilizaron algoritmos de bioinformática para analizar los polimorfismos de nucleótido único en los presuntos lugares de unión de miARN en la región 3?UTR del gen GATA4 y para calcular la diferencia de energía de hibridación libre (?FE, kcal/mol) para cada alelo de tipo natural (wild-type) en comparación con cada variante alélica. Resultados : Formaron la población de estudio 146 pacientes caucásicos (73 varones; edad, 6,68 ± 7,79 años) y 265 recién nacidos sanos (147 varones). Se consideró que la suma de todos los ?FE predecía la importancia biológica de los polimorfismos de nucleótido único al unirse a más miARN. A continuación se determinó el genotipo de los 4 polimorfismos (+1158 C >; T, + 1256 A >; T, + 1355 G >; A, +1521 C >; G) que tenían el valor predicho de ?FE total más alto (9,91, 14,85, 11,03 y 21,66 kcal/mol respectivamente) en un estudio de casos y controles (146 pacientes y 250 controles). Al aplicar una corrección por multiplicidad de pruebas, tan solo el alelo +1158 T mostró una diferencia significativa entre los pacientes y los controles. El análisis de los haplotipos puso de manifiesto que el haplotipo T-T-G-C (más infrecuente en los pacientes con cardiopatías congénitas que en los controles) se asociaba a una disminución del riesgo significativa (p = 0,03), mientras que el haplotipo muy infrecuente C-A-A-C, que se daba de manera muy poco común en los controles (0,3%) en comparación con los pacientes con la enfermedad (2,4%), se asociaba a un aumento de 4 veces en el riesgo de enfermedad (p = 0,04). Conclusiones : Las variantes frecuentes de la región 3?UTR del gen GATA4 interaccionan de manera conjunta y con ello afectan a la susceptibilidad a la cardiopatía congénita, probablemente mediante la alteración de la regulación postranscripcional de los miARN.

    Notas:

     

    Palabras clave: Cardiología, Cardiopatías congénitas, Estudios de casos y controles, Estudios observacionales, Estudios prospectivos, Genética médica, MicroARNs, Polimorfismo de nucleótido simple

    ID MEDES: 113834 DOI: 10.1016/j.recesp.2015.12.033 *



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.