• 1

    Gases medicinales: oxígeno y heliox

    Anales de Pediatría 2003;59(1): 74-79

    RODRÍGUEZ NÚÑEZ A, MARTINÓN SÁNCHEZ JMª, MARTINÓN TORRES F

    Anales de Pediatría 2003;59(1): 74-79

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: La asistencia respiratoria de cualquier tipo incluye un elemento esencial que es el gas o mezcla gaseosa que se administra al paciente. El oxígeno es el gas indispensable para el metabolismo celular y está indicado en cualquier situación clínica que curse con hipoxia. La oxigenoterapia pretende aumentar la presión parcial de oxígeno en la sangre arterial a través de un aumento de la concentración de oxígeno en el aire inspirado. Además de sus efectos beneficiosos, es preciso conocer los efectos adversos e inconvenientes del oxígeno. Existen diversos modos y aparatos para suministrar oxígeno suplementario; la selección de un método particular debe ser individualizada y debe tener en cuenta la edad y patología del paciente, la fracción inspiratoria necesaria y la facilidad de adaptación al niño. El helio es un gas inerte que posee un peso específico y una densidad muy bajos, lo que condiciona sus efectos terapéuticos, sobre todo en los cuadros obstructivos de diferentes etiologías. La respiración de la mezcla de helio y oxígeno (heliox) consigue disminuir el trabajo respiratorio y mejorar el intercambio gaseoso, sin efectos adversos significativos.

    Notas:

     

    Palabras clave: Cuidados intensivos, Helio, Niños, Oxígeno, Oxigenoterapia, Ventilación mecánica

    ID MEDES: 11035



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.