• 1

    Enfermedades ampollosas autoinmunes en las personas mayores

    Revista Española de Geriatría y Gerontología 2003;38(supl 2): 9-20

    CORRAL M, DE LUCAS R

    Revista Española de Geriatría y Gerontología 2003;38(supl 2): 9-20

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: Las causas que producen lesiones ampollosas en personas mayores son múltiples. Destacamos las de origen autoinmune, debido a su frecuencia y gravedad, que clasificamos, en función del lugar donde se produce la ampolla, en dos grandes grupos: intraepidérmicas y subepidérmicas. Al primer grupo pertenecen el pénfigo y la pustulosis subcórnea. El pénfigo es la enfermedad más representativa y está producida por IgG dirigida contra la sustancia intercelular epidérmica. Existen tres subtipos y el más frecuente en nuestro medio es el pénfigo vulgar, enfermedad con importante afección de las mucosas y ampollas frágiles, que se erosionan presentando característicamente el signo de Nikolsky positivo (despegamiento epidérmico con la presión tangencial); el tratamiento inicial consistirá en corticoides orales. Al segundo grupo pertenecen: penfigoide, epidermólisis ampollosa adquirida, dermatitis herpetiforme y dermatosis ampollosa IGA lineal; entre ellas destaca el penfigoide, que se divide en dos tipos: a) ampolloso, muy frecuente en ancianos, con lesiones a veces anodinas (lesiones urticariformes) y con intenso prurito; la lesión típica es una ampolla tensa, y b) cicatrizal, con importante afección de mucosas que, al curar, deja cicatriz. Los dos se deben a IgG contra la membrana basal. El tratamiento requerirá también corticoides.

    Notas:

     

    Palabras clave: Ampolla, Ancianos, Dermatopatías vesiculobullosas, Enfermedades de la piel y tejido conjuntivo, Pénfigo

    ID MEDES: 10996



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.