• 1

    Análisis de la sedación paliativa en pacientes mayores hospitalizados: efectividad de un protocolo

    Revista Española de Geriatría y Gerontología 2016;51(3): 132-139

    medes_medicina en español

    MATEOS-NOZAL J, GARCÍA-CABRERA L, MONTERO ERRASQUIN B, CRUZ-JENTOFT AJ, REXACH CANO L

    Revista Española de Geriatría y Gerontología 2016;51(3): 132-139

    Tipo artículo: Artículo

    Resumen del Autor: Objetivo Evaluar los cambios producidos en la práctica de la sedación paliativa en la agonía en pacientes mayores hospitalizados antes y después de la implantación de un protocolo hospitalario de sedación paliativa. Material y métodos Estudio retrospectivo descriptivo tipo antes-después de pacientes mayores de 65 años que fueron tratados con midazolam y fallecieron durante la hospitalización en un hospital terciario en 2 trimestres, uno previo y otro posterior a la implantación del protocolo. Se excluyó a aquellos en quienes la indicación de midazolam no fue la sedación paliativa y los ingresados en cuidados intensivos. Se registraron las características de los pacientes y su servicio de ingreso, el consentimiento, la limitación del esfuerzo terapéutico y el proceso de sedación (síntoma refractario, dosis, evaluación y otros medicamentos). Se analizaron las asociaciones empleando la prueba de la chi al cuadrado y la t de Student. Resultados Se incluyó a 143 pacientes sin diferencias relevantes entre ambos grupos en cuanto a características demográficas ni sintomatología. Se registró la indicación de no reanimación cardiopulmonar en aproximadamente el 70% de cada grupo y el consentimiento para la sedación en el 91% antes y el 84% después del protocolo. Las dosis de inducción y de mantenimiento de midazolam se adecuaban a las recomendaciones en el 1,31% de los pacientes antes y el 10,4% después del protocolo (p = 0,02) y las dosis de rescate en el 1,31 y el 11,9%, respectivamente (p = 0,01). La dosis de midazolam utilizada en pacientes en quienes se usó el protocolo fue significativamente menor que cuando no se empleó (9,86 mg vs. 18,67 mg, p < 0,001). La escala de Ramsay fue utilizada en el 8 y el 12% y el Equipo de Soporte Hospitalario de Cuidados Paliativos intervino en el 36 y el 16% de los casos, respectivamente (p = 0,008). Conclusiones El uso de midazolam en la sedación paliativa en la agonía mejoró ligeramente tras la instauración de un protocolo hospitalario de sedación paliativa. El porcentaje de sedaciones adecuadas y el proceso general apenas mejoró con el protocolo. Es necesario continuar el proceso de formación y reevaluar la efectividad de estas medidas en el futuro.

    Notas:

     

    Palabras clave: Cuidados paliativos, Estudios observacionales, Estudios retrospectivos, Evaluación de procedimientos y técnicas médicas, Geriatría, Protocolos clínicos

    ID MEDES: 109785 DOI: 10.1016/j.regg.2015.07.012 *



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.