• 1

    Terapia combinada en el asma infantil. Evolución basada en la evidencia

    Revista Española de Pediatría 2003;59(5): 443-458

    ANDRÉS MARTÍN A, NAVARRO MERINO M

    Revista Española de Pediatría 2003;59(5): 443-458

    Tipo artículo: Revisión

    Resumen del Autor: Las directrices recientes para el tratamiento del asma infantil, propuestas en los últimos consensos, definen los objetivos del mismo en conseguir el control de la enfermedad, es decir, una función pulmonar prácticamente normal, ausencia de síntomas, no limitación de actividades y no presentar episodios de empeoramiento, todo ello con un perfil terapéutico de tolerabilidad aceptable. No obstante existen muchos pacientes con asma persistente, que no pueden alcanzar estos objetivos con una única medicación de control, incluso a dosis altas. Por lo tanto, añadir un segundo fármaco podría proporcionar un mejor control del asma. Actualmente existen dos tendencias: añadir un beta 2 de larga duración (B2LD) a los corticoides inhalados (CI), que son actualmente la base del tratamiento del asma, o añadir un antileucotrieno. El objetivo de esta revisión es analizar y actualizar las recomendaciones terapéuticas sobre el uso de asociaciones en el manejo del niños asmático, basándonos en la medicina basada en la evidencia (MBE), para preguntarnos si es útil la terapia combinada en el manejo del asma en el niño. La asociación de un beta dos de larga duración (B2LD) a los corticoides inhalados (CI), es una opción terapéutica en adultos con asma persistente de moderada a severa, que no se controlan con dosis moderadas a altas de CI. Parece que esta asociación aumenta el control del asma moderada o grave y permite reducir la dosis de CI, mediante unos mecanismos de acción complementarios entre estos dos fármacos, aún no totalmente claros, y que su uso conlleva un mejor control del asma y una mejor calidad de vida. Los estudios en niños indican que asociar un B2LD a un CI es al menos tan eficaz como duplicar la dosis del corticoide en niños con asma no controlada con dosis media de CI y, aunque al cabo de un año, los resultados clínicos y de función pulmonar son similares. La dosis doble de corticoide inhalado tarda seis meses en igualar los efectos positivos de la asociación. Los resultados beneficiosos obtenidos son similares si empleamos la asociación con el sistema de cartucho presurizado o un sistema en polvo seco, y si ambos fármacos los empleamos en el mismo sistema de inhalación o por separado. La asociación de un antileucotrieno al CI ha demostrado su eficacia frente al CI como monoterapia, y permite reducir la dosis de los mismos sin empeoramiento clínico del asma. Los escasos estudios realizados hasta la fecha en adultos indican una superioridad de la asociación Ci y B2LD frente a la asociación CI y antileucotrienos, al menos en los parámetros clínicos y funcionales, ya que no existen datos concluyentes en cuanto a los marcadores de la inflamación. Por todo ello, concluimos que el uso de terapia combinada es una alternativa actual a valorar ante niños con asma persistente de moderada a severa que no estén bien controlados con dosis moderadas a altas de CI.

    Notas:

     

    Palabras clave: Asma, Corticoides, Medicina basada en la evidencia, Niños, Terapia combinada, Tratamiento farmacológico

    ID MEDES: 10749



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.