• 1

    Vías de administración de fentanilo para el tratamiento del dolor irruptivo oncológico

    Medicina Paliativa 2015;22(Supl.1): 27-32

    medes_medicina en español

    TORMO FERRERO V

    Medicina Paliativa 2015;22(Supl.1): 27-32

    Tipo artículo: Revisión

    Resumen del Autor: El dolor irruptivo se define como una exacerbación transitoria de dolor que se produce en un paciente con dolor de base bien controlado. Es muy frecuente entre los pacientes oncológicos. Por las características del dolor irruptivo es necesario que el opioide utilizado en su tratamiento sea potente, de acción rápida, con una duración de efecto corta y fácil de administrar. Por estos motivos, el fármaco ideal para su tratamiento es el fentanilo. En esta revisión se han evaluado 5 formas de administración del fentanilo, sus mecanismos de acción, sus perfiles farmacocinéticos y su eficacia. Se ha realizado una búsqueda utilizando las palabras «dolor irruptivo» y «cáncer» y «fentanilo» y/o «vías de administración». El fentanilo intranasal con pectina (PecFent ® ) presenta un perfil farmacocinético que se adapta de forma exacta a las características del dolor irruptivo oncológico. La administración intranasal es cómoda y de fácil manejo para el paciente. Se puede utilizar en pacientes que presentan intolerancia a la vía oral. Destaca su capacidad para proporcionar una respuesta analgésica rápida y uniforme episodio a episodio. Por estas razones se puede considerar de elección en pacientes oncológicos que presentan episodios de dolor irruptivo mal controlado.

    Notas: Nº Monográfico de: Dolor oncológico de difícil control y papel del fentanilo intranasal con pectina.

     

    Palabras clave: Administración oral, Administración por inhalación, Administración sublingual, Citrato fentanilo, Cuidados paliativos, Dolor en cáncer, Dolor irruptivo, Fentanilo, Medicina paliativa, Revisión, Tratamiento, Tratamiento farmacológico

    ID MEDES: 101711



    * RECUERDE. Al pulsar el enlace “Texto completo”, usted abandonará el entorno MEDES. En ese caso, la web a la que desea acceder no es propiedad de Fundación Lilly y, por tanto, ésta no se responsabiliza de los contenidos, informaciones o servicios presentes en ella, ni de la política de privacidad que aplique el sitio web de un tercero.